¿Como decir que el sexo no me gustó?

¿Como decir que el sexo no me gustó?

El espectador

CDMX.- Las relaciones sexuales frustrantes son más comunes de lo que se cree. Muchos hombres y mujeres no están a gusto con lo que pasa en la cama con sus parejas, pero por miedo a la reacción no se atreven a confesarlo y terminan pasando años llenos de aburrimiento o disgusto a la hora de tener sexo.
Este problema, presente en el 36% de los colombianos según una encuesta de Durex, no significa que la pareja no funcione. Alejandra Quintero, sexóloga experta, explica que la raíz del problema es la falta de comunicación. “Nadie puede adivinar qué le gusta o qué no le place a otra persona. Si los colombianos se decidieran a hablar, muchas mujeres dejarían de fingir orgasmos y ellos podrían disfrutar sin ansiedad del momento”.
Pero advierte que hay que saber cuándo plantear ese diálogo. “Ese descontento no se puede expresar justo cuando acaba la relación, porque esto dejaría una sensación de evaluación del desempeño sexual de la pareja”.
Existe el mito de suponer que si una pareja se ama, entonces el sexo será fantástico y lo disfrutarán al máximo. No siempre sucede, explican los expertos, porque “aunque no se considere necesario es bueno hablar de sexualidad, un tema que hoy todavía nos causa rubor”, dice Mariela Santos, psicóloga.
Además, las relaciones pasan por momentos bajos. “Si uno de los dos tiene preocupaciones o estrés o está enfermo, seguramente el sexo no será igual de intenso que siempre y los problemas serán más evidentes, aunque eso no significa que ya no estén enamorados, que sus problemas no tienen solución”, agrega la experta.
Al parecer el problema va más allá del sexo, pues las parejas tienen serios problemas para hablar de hijos, amor, dinero, educación y otros temas. “No sabemos comunicarnos, creemos saber qué piensa o qué siente el otro y con esos supuestos actuamos. O creemos tener la razón y por eso esperamos que nuestra pareja adivine nuestro pensamiento. Eso no es amor, es adivinación y muy pocas personas tienen ese don”, explica Santos.
Los expertos consultados coinciden en que hay que hablar con sinceridad. Expresar qué quieres, qué te gusta, qué posiciones o conversaciones te gusta tener entre sábanas. Si tú pareja no está de acuerdo, seguro te lo hará saber y luego de una conversación podrán llegar a acuerdos. Si son cosas que vulneran tus sentimientos o no lo hacen sentir cómodo, lo mejor es confesar eso.
“Si la mujer se conociera un poco más a través de la masturbación o el autoerotismo y pudiera comunicarle a su pareja qué es lo que más disfruta, de seguro evitaría fingir orgasmos y garantizaría su placer sexual. Fingir orgasmos es la condena a la insatisfacción sexual recurrente”, agrega Quintero. Igual pasa con los hombres, si algo no les gusta del comportamiento sexual de su compañera, solo díganlo, “pero con las palabras indicadas y en el mejor momento”, recomiendan las sexólogas.
Es verdad que el sexo es muy importante y nada mejor que entenderse en la cama con la pareja. Pero si eso no pasa, si hay algunos problemas, siempre se encontrará la forma de llegar a alguna solución. Lo que no se puede, según los médicos consultados, es descartar una relación cuando el sexo no funciona. “Vale la pena explorar, darse oportunidades, enseñar, pedir, dar, al fin de cuentas, de eso se trata el sexo”, concluye Santos.

¿Qué hacer?
1. Comienza por resaltar eso que sí te gusta.
2. No seas hostil ni digas cosas para herir al otro.
3. Si tu pareja te dice lo que no haces bien, escúchalo y toma nota. No respondas en ese momento.
4. Luego díle lo que no disfrutas y explícale por qué.
5. Propón cosas nuevas, ten iniciativa.