Cinco claves para una buena jubilación

Cinco claves para una buena jubilación

Redacción

CIUDAD DE MÉXICO.- Todos quisiéramos permanecer en nuestro nivel máximo de productividad y, por tanto, de ingreso, pero la realidad es que después de éste viene una etapa en la que se reduce, y aunque pareciera que también los gastos no siempre es así.

Así, en la mayoría de las ocasiones ello sucede cuando dejamos de ser económicamente activos, es decir, cuando llega la etapa de la jubilación.

Para mantener un nivel de vida holgado con las mínimas preocupaciones financieras, The Visionary te recomienda tomar nota de lo siguiente:

THE VISIONARY TE RECOMIENDA:

1.-Conforme tu vida laboral empiece a llegar a su etapa final, tienes que evaluar cuántos activos y pasivos posees. Los activos pueden ser las inversiones que te reditúan intereses en diferentes clases, acciones, bonos, etc. Los pasivos son aquellos que te cuestan, por ejemplo, una casa de fin de semana. Aquí lo que debes evaluar es si tu nivel de ingreso podrá pagar y mantener este pasivo por más tiempo, o si debes venderla y convertirla en un activo que te deje intereses.

2.-Hace algunas décadas, un vehículo era una inversión, pero hoy es un gasto. Ante esto, debes evaluar entre adquirir un pasivo y un activo. Tienes la opción de comprar algo de buen precio y buena calidad, pero que te permita invertir el dinero restante para recibir intereses.

3.- Etiquetar tu dinero, es decir, clasificarlo de acuerdo a su destino; Corto plazo: liquidez y gastos programados; Mediano plazo: pueden ser viajes o algún proyecto de negocio, y; Largo plazo: jubilación. De esta forma podrás calzar estos activos con otros que correspondan en plazo y, por lo tanto, en desempeño. Así, si tienes dinero que ocuparás en el corto plazo debes invertirlo en activos financieros de corto plazo, lo que te ayudará a no tener sorpresas negativas. Ten siempre en mente que una inversión de largo plazo debe respetarse para que se cumplan los objetivos para los que fue diseñada.

4.-No confundas ahorro con inversión. El ahorro es el paso previo a invertir; es ese momento cuando el dinero va a corto plazo. Eso sí, recuerda que la única forma de recibir intereses y plusvalía arriba de la inflación es invirtiendo.

5.-Diversificar: regla de oro, o lo que es lo mismo “no poner todos los huevos en la misma canasta”. Por eso, no existe la mejor inversión del mundo; tampoco se trata de adivinar qué activo financiero o empresa subirá más. Eso no es invertir, sino atinar.