Chocan diputados por el tema de los matrimonios gays

Chocan diputados por el tema de los matrimonios gays

 

 

Gilberto Valadez

Aguascalientes, Ags.- Las manifestaciones en pro y contra del matrimonio igualitario generaron una amplia discusión con posiciones encontradas durante la sesión de la Diputación Permanente en el Congreso de Aguascalientes.

De esta manera hubo posturas como la del diputado perredista Marco Arturo Delgado Martín del Campo quien pidió legislar sin cuestiones de índole religiosa; hasta la del panista Adolfo Suárez Ramírez quien de plano pidió a las personas con preferencia hacia su mismo sexo “recriminarle a la naturaleza”.

El debate lo inició el diputado del PRD, Armando Acosta Rodríguez, quien se refirió a las marchas del sábado último, donde grupos por la diversidad sexual y el Frente Nacional por la Familia salieron a las calles de Aguascalientes para pronunciarse en torno al matrimonio entre personas del mismo sexo.

Acosta Rodríguez se declaró a favor de legislar en torno al tema, que por cierto ya no se había tocado en las sesiones ordinarias.

“Todas las personas tienen derecho a expresar su opinión, pero muchos se han ido más por el lado del fanatismo y la desinformación. Nos encontramos en un estado laico y no debemos de permitir que cuestiones religiosas intervengan en decisiones jurídicas”.

Le respondió primero el panista Ulises Ruiz Esparza, quien se dijo en contra de la discriminación y pidió proteger a estos grupos, “pero también debemos de proteger la institución del matrimonio”. Ruiz Esparza consideró que debe legislarse en todo caso desde nivel federal y consideró viables las propuestas en cuanto a la aplicación de sociedades de convivencia.

Su compañero de bancada, Adolfo Suárez fue más allá: “No hay discriminación. La naturaleza misma o Dios para quienes somos creyentes nos hizo hombre o mujer y no hay de otra. No le busquemos. Si hay alguien a quien recriminar entonces que le recriminen a la naturaleza”. El también presidente de la Comisión de la Familia en el Congreso se lanzó contra ministros de la Suprema Corte por validar que personas del mismo sexo se quieran casar: “la corte no es infalible y también se puede equivocar. Yo pregunto a dónde queremos llevar a este México”.

Tocó el turno al perredista Marco Arturo Delgado quien cuestionó la defensa de la familia tradicional: “si salimos a la calle o vemos los hogares encontramos una gran diversidad de familias, no sólo familias de mamá y papá”. Calificando de “retrogradas” los pensamientos de quienes dijo “no tienen que ver con la realidad en Aguascalientes”.

Luego hubo un momento de tensión cuando la diputada del Partido Verde, Anayeli Muñoz, pidió la palabra aunque no se había anotado de inicio para opinar sobre el tema. La petición fue llevada a votación de los legisladores presentes, siendo aprobada por mayoría; pero con sufragio en contra de los dos diputados del PAN.

Muñoz, en su calidad de presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, exigió respetar las diferentes formas de pensar y no cuestionar en ese aspecto a la Suprema Corte. La legisladora del Verde declaró que se han dicho “mentiras”  en torno a la unión de dos personas del mismo sexo y defendió su participación espontánea, citando el artículo 38 de la legislación.

La inclusión a última hora de Anayeli Muñoz para cederle la palabra generó descontento abierto en el panista Suárez Ramírez, quien se quejó de “arbitrariedad” de la mayoría priista y hasta acusó al personal laboral del Congreso por “servilismo” hacia el PRI. Después retomó la controversia del matrimonio igualitario, justificando “la familia natural es donde nacen los hijos, nacen de padre y madre y no hay otra forma como nazca el niño”.

Le respondió con ironía el perredista Martín del Campo, “tiene razón el diputado: no hemos descubierto otra manera de tener hijos”. Posteriormente, insistió “no podemos cerrarnos a la realidad que se vive. La familia no se va a desproteger, pero tampoco entiendo donde se atenta contra la institución del matrimonio”, pidiendo a los panistas que “Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”.

Sería Armando Acosta quien cerró el debate señalando que “aquí en Aguascalientes, al menos 60 por ciento no forma una familia natural como la llaman pues hay madres solteras, padres solteros y niños que viven con sus abuelos”.