Checa los consejos para adquirir una bicicleta gravel usada

Checa los consejos para adquirir una bicicleta gravel usada

Redacción

EU.-Con los precios de las bicicletas gravel nuevas por las nubes, a muchos graveleros/as sólo nos queda adquirir una usada o de segunda mano. Hasta hace uno o dos años era complicado encontrar suficientes gravel en esta condición dado que apenas se estaba generando dicho mercado, debido a la todavía corta vida del ciclismo gravel.  

Pero hoy en día comienza a ser otro el panorama aunque claro, depende en cuál país vivas. A continuación ahondamos en el tema y te damos nuestros consejos.  

Bicicletas gravel usadas ¿un mercado en crecimiento?

Hace un año escribí un artículo sobre la escasa disponibilidad de bicicletas gravel nuevas en países de Latinoamérica y cité algunas recomendaciones sobre dónde pudieran adquirirse. En él cité que la primera opción era buscar en el sitio web de la marca de tu interés y la última era precisamente buscar en sitios de comercio electrónico por bicicletas gravel usadas.

En la actualidad es un hecho que, luego de un año, quizá el mercado de bicicletas gravel usadas haya crecido un poco en Iberoamérica ¿Qué tanto? Difícil saberlo. En una búsqueda rápida en Internet no encontré algún estudio o reporte sobre el periodo de renovación de bicicletas de cualquier tipo. Sí encontré algunos foros de discusión sobre el tema y, obviamente, había de todo; algunos no la habían reemplazado en ¡20 años!. Otros cada dos o tres años.

Sería muy bueno que existiesen reportes al respecto tal como lo hay sobre los Smartphones, mercado donde el periodo de renovación es entre dos y tres años.

En países donde el ciclismo gravel está ya en proceso de consolidación (EE.UU., Europa, Australia) las opciones para adquirir bicicletas gravel usadas son muy numerosas. Incluso hay sitios web especializados como The Pro Closet (EE.UU.). Aquí en Japón donde vivo está Cycle Paradise, donde he adquirido algunos componentes usados.

Para quienes viven/vivimos en Latinoamérica las opciones son más reducidas. Ya cité que debemos acudir a sitios de comercio electrónico como Mercado Libre o en Facebook, donde por país hay ciertos grupos de compra – venta. Comienzan también a surgir tiendas electrónicas especializadas como la citada The Pro Closet. Un caso en México es Velominata en donde, al momento de escribir estas líneas, estaban en venta 11 bicicletas gravel usadas.  No está mal, pero sigue siendo un número muy bajo.  

En España la situación es diferente. De entrada existen numerosos sitios de compra – venta de bicicletas usadas y por citar una está Tuvalum, en la cual encontré ¡más de 40 gravel usadas en venta! y otras tantas nuevas. Otro sitio conocido es Portal Bici y aquí encontré más de 15 gravel usadas disponibles.  

Tuvalum (España) y Velominata (México), opciones para buscar y adquirir bicicletas gravel usadas, pero no las únicas.    

Para terminar este apartado reiteraré lo dicho en otros post previos; para buscar y encontrar la mejor bicicleta gravel usada según tus gustos y estándares, deberás tener toda la paciencia del mundo.  

Los consejos

Luego de tu intensa búsqueda de una bicicleta gravel usada por todos los medios disponibles, supongamos que encontraste tres o cinco opciones que atrajeron tu atención, entonces te sugerimos realices lo siguiente.  

1. Visualización de estado de la bicicleta

Ya sea que la gravel usada la estés visualizando física o virtualmente, es importante visualizar ciertas partes o zonas de la bicicleta. Si la tienes frente a ti es una gran ventaja pues dicha labor la podrás hacer mucho más exhaustiva, además de probarla/montarla.

Si la estás viendo solamente en fotografías, entonces asegúrate que estén disponibles suficientes imágenes que permitan visualizar diferentes aspectos de la bicicleta. Si solamente hay dos o tres imágenes y están muy alejadas, entonces se recomienda solicitarle que publique más enfocadas y de las zonas de tu interés.

En cuanto a lo que debes analizar, está lo siguiente:

a) Cuadro: buscar raspones o irregularidades en tubos y/o pintura. Ejemplo caída de pintura por corrosión debido a la humedad. Recuerda que este fenómeno suele dañar un poco más a los cuadros de acero y aluminio. La pintura en cuadro también suele dañarse por caídas o cuando recargamos la bicicleta en algún muro o columna. Si algún tubo tiene una hondura o abolladura (cuadro acero o aluminio), entonces es muy probable que tal bicicleta tuvo un golpe o caída severa, por lo cual pudo haber desalineado la estructura. En los cuadros de carbono visualiza posibles fisuras. Si es el caso, debes eliminarla de tu lista de opciones.

b) Transmisión: revisar ambos desviadores, cassette, plato(s), cadena y manetas. En estas últimas es común encontrar raspaduras debido a caídas. Si la tienes frente de ti comprueba que funcionan debidamente los componentes antes citados. Si es a distancia y tienes dudas, pregúntale al vendedor el estado de estas. Respecto del cassette revisa que no esté oxidado o demasiado sucio. Esto será señal de que tanto mantenimiento brindaba a la bicicleta.   

Las fotografías en los detalles son importantes. Aquí por ejemplo, el dueño olvidó lavar la bicicleta para visualizar mejor los detalles.

c) Ruedas (rines): Las fisuras en este componente suelen darse en la unión del aro y el rayo. Si la tienes frente a ti, revisa además que los aros sigan firmes, así como el estado de los bujes. Si es a distancia y no hay imagen de esta zona, solicita al vendedor que tome una y te la mande.

d) Neumáticos: En ellos deberás revisar el piso y estado del caucho. Del primero revisar que el dibujo no esté excesivamente desgastado, de manera que no debas invertir de inmediato en unos nuevos. Si es el caso, solicita un descuento. En cuanto al segundo, revisar que no esté “partido” o agrietado aunque, si es el caso, pueden ser buenas noticias, significando que la bicicleta ha sido usada muy poco y por lo tanto tiene menos desgaste.

e) Sillín: Este reflejará también el grado de uso de la bicicleta. Si el forro y colchón o gel están muy desgastados será obvio que el dueño la disfrutó de lo lindo.  

f) Otros componentes: Aquí incluyo a la tija del sillín, manillar y potencia. En ellos verificar raspaduras, caídas de pintura o abolladuras para encontrar indicios de caídas o golpes.          

2. Busca nuevamente la misma bicicleta gravel en Google o buscador similar

Cada día se suben al internet para venta cientos o miles de bicicletas gravel usadas. Por lo anterior, no dejes de buscar aun y cuando ya has limitado tus opciones a tres o cinco gravel.

Por ello es posible que la misma o similar bicicleta gravel usada que estás analizando, la puedas encontrar disponible en otro sitio o, mejor aún, nueva aunque sea de un año o dos anteriores y por lo tanto en descuento con algún distribuidor. Esto último es complicado dada la alta demanda de las gravel en los últimos dos años pero, aún así, con cierta regularidad observo en Instagram a compradores saliendo de tiendas con modelos de años pasados y a precios con descuento.   

3. Adquirir solamente el cuadro usado

Si no hay bicicletas gravel usadas disponibles de manera completa, entonces otra opción es que la compres y armes en partes. Muchos graveleros/as prefieren vender / renovar solamente el cuadro cuando le han invertido un buen dinero en mejorar los componentes (ruedas, desviadores, platos, etc.), pues es sabido que no recuperarás tal inversión y además su vida útil todavía será de años.

Armar tu gravel a partir de un cuadro usado también es opción; revisa sus detalles.

En este sentido, quizá sea posible que ubiques un buen cuadro usado de bicicleta gravel. Las recomendaciones son similares a las citadas en el punto 1: revisa estado de la pintura, signos de corrosión, roscado de la caja de pedalier, bolladuras, etc.

El adquirir solamente el cuadro usado se te abren otras dos posibilidades:

  1. Comprar un cuadro usado de MTB y convertirlo a gravel adquiriendo la horquilla respectiva. Ciertamente hacer esto es algo más laborioso, pero es posible.  
  2. Armar una gravel de manillar plano. Si eliges esta opción te ahorrarás un buen dinero, pues las manetas para un manillar plano son mucho más baratas respecto las manetas para un manillar caído.

4. Otros consejos

Si comprarás en línea trata de asegurarte lo más que puedas de la seriedad del vendedor. También revisa las políticas de garantía contra fraude del sitio web donde estas adquiriendo.

Asimismo, no olvides solicitar la factura de compra original, aun y cuando las marcas ya no respeten garantía a segundos compradores; si revendes tu gravel usada será más fácil convencer al comprador con la factura original.

Si vas a importar tu gravel usada no olvides añadir los costos de envío e importación, de manera que no te salga “más caro el caldo que las albóndigas” o te salga casi lo mismo que adquirir una gravel nueva de menor nivel.

Concluyendo

Si compras en línea, entre más imágenes de diversos ángulos mejor.

Es un hecho que no hay nada como lo nuevo, pero en ocasiones es mejor comprar usado. En las bicicletas gravel no es la excepción y hay infinidad de razones para sustentar el argumento. Por ejemplo; si mi presupuesto es limitado pero no quiero una gravel nueva con componentes básicos y no me alcanzará en un buen tiempo para mejorar sus componentes, entonces una gravel usada con componentes de buen nivel, será una opción más lógica.  

Por lo tanto, adquirir nuevo o usado dependerá de nuestra situación personal, gustos, pragmatismo y realidades.

La buena noticia es que en unos pocos años el mercado de bicicletas gravel usadas en Latinoamérica será igual de maduro como ahora mismo está comenzando a ser el mercado de bicicletas gravel nuevas. Para quienes viven en España, otro país europeo o EE.UU. la situación es diferente. Tienen mucho de donde escoger.

¡Éxito y suerte en la búsqueda y compra de tu gravel usada!