Checa las seis innovaciones desarrolladas para combatir al coronavirus

Checa las seis innovaciones desarrolladas para combatir al coronavirus

Redacción

En estos tiempos, la tecnología ha sido una aliada para facilitar la vida de los humanos en muchos sentidos. Con esta pandemia del nuevo coronavirus, las innovaciones tecnológicas no se han dejado de lado e incluso, han destacado por el ingenio de sus creadores.

Horizon analiza seis innovaciones y tecnologías que se están desarrollando actualmente para hacer frente al coronavirus.

1. Revestimiento de superficies que hace explotar el coronavirus

Según científicos del Reino Unido, un revestimiento antimicrobiano que destruye el coronavirus podría ayudar a descontaminar las superficies de uso común. El revestimiento, que puede ser sumergido o rociado en superficies como pantallas táctiles y botones de ascensor, está hecho de péptidos antimicrobianos sintéticos (miniproteínas), que hacen estallar la membrana lipídica exterior del virus, matándolo de manera efectiva.

“Esta tecnología fuerza al microorganismo a estallar, casi como cuando un globo toca un cactus”, dijo el Dr. Hugo Macedo, director ejecutivo de la firma de tecnología de purificación de aire, Smart Separations, que está desarrollando el recubrimiento.

“Lo probamos contra el E. Coli, contra el H1N1 y, muy recientemente, también lo hemos probado contra el SARS-CoV-2 (el virus COVID-19),” dijo el Dr. Macedo. “En nuestras pruebas preliminares ha destruido el virus”.

El Dr. Macedo y su equipo están explorando diferentes aplicaciones para el recubrimiento inteligente, incluyendo la mejora del equipo de protección personal (PPE). Las pegatinas antivirales, que contienen el revestimiento por un lado y un material adhesivo por el otro, podrían aplicarse a superficies de uso común como los cajeros automáticos, dice el Dr. Macedo.

La compañía también está buscando formas de que el revestimiento se pueda aplicar sobre su producto, un sistema de filtración con base de cerámica que podría destruir el moho, los virus y las bacterias como la legionella, presente en el aire. La empresa presentó su tecnología a los inversores en un acto del Consejo Europeo de Innovación en abril, y en julio lanzó una campaña en Kickstarter para financiar un filtro de aire de cerámica revestido para su uso en oficinas y residencias de ancianos.

Robots de desinfección

Blue Ocean Robotics and UVD Robots

2. Robot autónomo de desinfección

Se está probando la eficacia contra el coronavirus de un robot autónomo que emite luz ultravioleta C (UV-C) y que se utiliza actualmente en los hospitales para detener la propagación de las infecciones adquiridas en los mismos.

El robot UVD (Desinfección Ultravioleta) utiliza UV-C, un tipo de luz ultravioleta que no suele penetrar en la capa de ozono de la Tierra. Como no está presente de forma natural en la Tierra, el material biológico es particularmente vulnerable a los efectos de la radiación UV-C.

“Cuando un microorganismo es golpeado por este tipo de luz ultravioleta, penetra en la membrana celular y destruye todas las moléculas más grandes dentro de la célula”, dijo Claus Risager, director ejecutivo de la firma danesa de robótica profesional, Blue Ocean Robotics, que diseña, desarrolla y produce el robot. “Esto significa que las funciones de la célula básicamente se detienen, por lo que muere”.

La luz UV-C se utiliza comúnmente para descontaminar los hospitales de bacterias y virus, sin embargo, las fuentes de luz estacionarias indican que, a menudo, hay áreas que no son detectadas por la radiación. Como una máquina autoconducida, el robot UVD es capaz de recorrer las habitaciones y matar el 99,99% de las bacterias, dice el Dr. Risager. Un hospital de 300 camas con unidades de cuidados intensivos y espacios quirúrgicos, dice, necesita entre 10 y 15 de las máquinas para desinfectar de manera eficaz.

Blue Ocean Robotics, que ha recibido anteriormente financiación del Consejo Europeo de Innovación, dice que los resultados iniciales para el coronavirus son positivos. “El coronavirus es bastante grande y bastante pesado, lo que significa que es muy vulnerable. Es uno de los virus que destruimos con mayor facilidad”, dijo el Dr. Risager.

Test luminoso

Bart van Overbeeke

3. Tests que brillan en la oscuridad

En los Países Bajos, un grupo de científicos está creando un kit de pruebas bioluminiscentes que podría utilizarse para confirmar si el sistema inmunológico de alguien está produciendo anticuerpos en respuesta al coronavirus. Los sensores están hechos de proteínas que utilizan la luciferasa, una enzima utilizada por las luciérnagas para producir su brillo, y emiten luz azul si hay anticuerpos presentes en una muestra de sangre.

La estructura de cada proteína del sensor se separa en dos partes llamadas “dominios”, una que produce luz azul y la otra que emite luz verde fluorescente. Las proteínas permanecerán verdes a menos que se detecte un anticuerpo específico, en cuyo caso la unión de los anticuerpos desencadena un cambio estructural dentro de la proteína, cambiando el color a azul. La luz emitida no es lo suficientemente potente como para ser visible a simple vista, pero puede ser detectada por la cámara de un smartphone.

Según Maarten Merkx, profesor de ingeniería de proteínas de la Universidad Tecnológica de Eindhoven y anfitrión de los proyectos ABSENS y LUMABS bajo los cuales se desarrolló la tecnología, el brillo la hace particularmente adecuada para puntos de atención para el diagnóstico. “El principio del ensayo (test) es muy simple y no requiere mucho equipo de lujo, por lo que por esa razón podría hacerse en muchos lugares diferentes”, dijo.

Concebido originalmente para detectar anticuerpos para otras condiciones, el equipo del Prof. Merkx está desarrollando ahora dos variaciones de la tecnología, una para detectar los anticuerpos producidos en respuesta al SARS-CoV2 y la otra para indicar la presencia del propio virus mediante la detección de trazas de proteínas virales. El profesor Merkx dice que, una vez desarrolladas, las pruebas podrían dar resultados en tan solo 30 minutos. “Podrían ser útiles para un rápido triaje, asegurándose de que si hay una sospecha, se pueda confirmar rápidamente que hay una infección”, dijo.

4. Cápsula de transporte a prueba de infecciones

Diseñada inicialmente como parte de la respuesta noruega a la crisis del ébola de 2014, el EpiShuttle es una cápsula aislada de transporte de un solo paciente que ha sido utilizada por los equipos de ambulancias aéreas para transportar a los pacientes infectados fuera de los focos de coronavirus a regiones con mayor capacidad para tratarlos.

El control de la infección en una ambulancia aérea puede ser difícil debido a la falta de espacio, equipo y agua. No existe una separación física entre la cabina del piloto y la del pasajero, lo que significa que los pilotos, que no pueden utilizar PPE debido a su propio equipamiento, corren el riesgo de infección. La cápsula del EpiShuttle está completamente sellada, excepto por una serie de filtros de aire para atrapar y contener los microbios. Este entorno cerrado contiene la infección, permitiendo que los pacientes se muevan con seguridad por el aire.

“Lo que hemos visto en la respuesta a la pandemia es que el transporte ha sido una parte muy significativa de la misma, porque tienes epicentros con muchos pacientes y la capacidad de cuidados intensivos en esas regiones se ha visto realmente desbordada”, dijo Ellen Cathrine Andersen, directora ejecutiva de EpiGuard, la empresa que está detrás del EpiShuttle. “Con suficiente capacidad de transporte, vas a poder trasladar a los pacientes a zonas con menos presión y más capacidad de cuidados intensivos disponible”.

Además de su despliegue en ambulancias aéreas y helicópteros, los EpiShuttles también han sido utilizados por el personal de ambulancias terrestres, así como internamente por los hospitales para proteger a los pacientes infecciosos de las personas sanas o vulnerables. El diseño de la cápsula se está actualizando actualmente en el marco del proyecto EpiShuttle 2.0 para incluir un sistema de desinfección a base de gas, que permita su fácil reutilización.

Gafas

Péter Lakatos, Marton Elodi, Kristof Nagy, Miklos Knebel, Peter Danos, Levente Mitnyik

5. Gafas impresas en 3D para monitorizar los signos vitales

Según los inventores, un sistema de monitorización hecho con impresión 3D que se usa como unas gafas, podría dar a los profesionales de la salud datos más rápidos y precisos sobre el progreso de la condición en pacientes con coronavirus. Las gafas, que controlan continuamente los signos vitales de una persona, fueron desarrolladas por Team Discover, un grupo de estudiantes de Hungría que participó en el evento hackathon EUvsVirus de abril para estimular la innovación en materia de coronavirus.

Desarrollado durante 48 horas con el asesoramiento de médicos y enfermeras, el sistema está actualmente en fase de prototipo. “Estábamos pensando en la forma que debería adoptar, si debería ser una cinta para la cabeza o algún tipo de walkie-talkie“, dijo Peter Lakatos, un estudiante de Ciencia de datos y miembro del Equipo Discover. “Pero luego recurrimos a la montura de las gafas, ya que sería la más intuitiva de usar”.

Las gafas tienen tres sensores: un monitor de temperatura infrarrojo, un oxímetro para medir la frecuencia del pulso y la saturación de oxígeno y, por último, un micrófono para controlar la respiración y la inhalación.

“Dado que podemos medir a los pacientes con mayor regularidad, obtendríamos un análisis de tendencias más preciso”, dijo Lakatos. “Podríamos advertir más rápidamente a las enfermeras si algún caso se estuviera deteriorando”.

El equipo se encuentra ahora en conversaciones con organizaciones húngaras e internacionales para ver cómo hacer para que la tecnología esté ampliamente disponible. Creen que las gafas podrían ser usadas para monitorizar pacientes con una amplia variedad de condiciones, reduciendo la carga de tiempo del personal médico. “Es un producto bastante útil para los hospitales porque no solo mantiene seguro a su personal, sino que también permite ampliar sus operaciones y las hace más eficientes”, dijo Lakatos.

6. Sistema de comparación online de equipos de salud

Una plataforma en tiempo real que conecte a los proveedores de servicios de salud con los proveedores de EPP y dispositivos médicos, podría salvar la brecha crítica entre la oferta y la demanda y evitar la escasez de equipo, opina su fundador.

Boris Mihov dice que la crisis del coronavirus ha revelado una escasez en términos de datos valiosos. “¿Cómo haces saber al mundo que estás produciendo algo que los proveedores de atención médica necesitan?”, dijo. “Como pueden ver ahora mismo, durante la crisis de Covid, la parte de la ecuación referente al suministro está totalmente ausente”.

La plataforma AidBind, que también se desarrolló durante la hackathon de EUvsVirus, tiene por objeto facilitar la adquisición de dispositivos médicos y EPP fomentando el intercambio claro y transparente de información. Esto incluye las necesidades de las instituciones médicas, las existencias de los fabricantes y las áreas en las que las organizaciones benéficas y las ONG pueden canalizar las donaciones que reciben.

Según Mihov, la plataforma también ayudará a estas organizaciones benéficas y filantrópicas a funcionar mejor. “Para ellas es extremadamente difícil coordinarse ahora mismo”, dijo. “Así que con solo proporcionar los datos y ponerlos a disposición de estas partes interesadas, su trabajo será cada vez más fácil”.

La plataforma AidBind se lanzará en Bulgaria en las próximas 4-6 semanas, con el objetivo de lanzarla internacionalmente en los próximos meses.

Con información de Muy Interesante