Checa la historia de Laika, la perrita que murió en el espacio hace 63 años

Checa la historia de Laika, la perrita que murió en el espacio hace 63 años

Redacción

Este martes se cumplen 63 años desde el lanzamiento del satélite ruso Sputnik 2, en el cual viajaba la perra Laika, primer ser vivo que viajó al espacio.

A pesar de que se le dio ese reconocimiento, Laika ha sido recordada como una “víctima” de la odisea que implicó este lanzamiento, ya que no había posibilidad de que pudiera volver a la Tierra.

Fue hasta octubre de este año cuando se dio a conocer que Laika había fallecido a las pocas horas del lanzamiento debido al estrés y al sobrecalentamiento de la nave.

Laika era una perrita callejera, al igual que otros animales que fueron candidatos para vuelos orbitales.

El lanzamiento de la nave abordada por la perrita tenía la finalidad de observar el comportamiento de un organismo vivo en el espacio.

Entre 1948 y 1961, 48 perros, 15 monos y dos conejos abrieron el camino para los descubrimientos en el espacio.

Veintisiete de ellos murieron en accidentes debido a circunstancias imprevistas durante la travesía. Laika fue el único animal deliberadamente enviado para una muerte segura lejos de la Tierra.

Las primeras criaturas vivas que regresaron a la Tierra, usando paracaídas, fueron los perros Desik y Gypsy (de la Unión Soviética, el 22 de julio de 1951) y el chimpancé Yorik (Estados Unidos, 20 de septiembre de 1951). Desik murió una semana después de volver.

En 1966, cuando había dudas sobre la posibilidad de permanencia prolongada de seres humanos en el espacio, la Unión Soviética envió el satélite Kosmos-110, con los perros Vaterk y Ugolkom. Ambos regresaron vivos, aunque exhaustos, después de 23 días en órbita.

El envío de animales al espacio empezó a cesar con el lanzamiento de seres humanos. Yuri Gagarin, que permaneció una hora y media en el espacio en 1961, dijo una vez que fue, al mismo tiempo, la “primera persona y el último perro en el espacio”.

Con información de Telediario