Centenario de Osvaldo Barra: el autor de los murales de Palacio de gobierno 

Centenario de Osvaldo Barra: el autor de los murales de Palacio de gobierno 

Gilberto Valadez

Aguascalientes, Ags.- Este viernes se cumplió el centenario del natalicio del pintor Osvaldo Barra Cunningham, autor de los murales de Palacio de Gobierno y que en su momento generaron controversia en la comunidad.

Nacido el 4 de febrero de 1922 en la ciudad de Concepción, en Chile y de familia aristócrata, Barra Cunningham demostró desde joven interés por la pintura y la escultura. Se dice que a los 13 años ya había montado su primera exhibición.

Luego de cumplir sus primeros veinte, colaboraría como asistente en la elaboración de un mural para la estación del ferrocarril de su ciudad natal, además de dos murales en un casino.

Para 1953, el pintor chileno llegó a México gracias al apoyo de una beca. Lo mismo pulió sus capacidades tanto en la Escuela de Pintura La Esmeralda, como en el Instituto Politécnico Nacional. No obstante, su principal influencia sería el mismo Diego Rivera.

Reconocido muralista a nivel internacional, Rivera tomó a Barra como un protegido, invitándole a colaborar con él; llegando a fungir como su principal asistente.

Existe una carta de recomendación del propio Rivera, fechada el 21 de agosto de 1955, en donde el muralista no escatimó elogios hacia su pupilo. “Nadie podrá regatearle un puesto entre los más valorados muralistas del continente americano, con lo cual ha compensado con gran amplitud los esfuerzos hechos a favor de él por el aparato estatal de su país, como del mío”.

Para esa época, siguió la internalización del artista. En la década de los cincuentas pintó un mural en Israel y montó una exhibición de óleo en Roma.

“Comisión de pudientes”

En la década de los sesentas, Osvaldo Barra recibió una invitación para hacerse cargo de los murales del Palacio de Gobierno de esta entidad. Sus obras fueron el fresco Aguascalientes en la historia, enfocado la Independencia, la Reforma y la Revolución Mexicana, así como el mural La Feria de San Marcos, en clara alusión a la tradicional verbena.

Pero la elaboración de esos murales, generó polémica en su momento para la conservadora sociedad de la época. Barra, además de inmortalizar a héroes nacionales, también pintó a una meretriz de la época conocida como La Pelos de Oro, además de poner a curas al lado de un cañón.

Un artículo publicado en la revista Política el 1 de marzo de 1962, firmado por Antonio Rodríguez, estableció que el mural dedicado a la historia de México, Barra mostró al virreinato “como un sainete ridículo y trágico”, además de satirizar a Antonio López de Santa Anna “apuñalando a México”.

En una entrevista concedida a la revista Tiempo de Aguascalientes, publicada en 1999, el propio Osvaldo Barra reconoció que, cuando realizaba los frescos, una comisión formada por “pudientes hidrocálidos” (sic) le pidió que corrigiera las menciones de curas y prostitutas, lo que desechó el pintor, quien, sin embargo, ofreció realizar un mural alusivo a Cristo en el seminario católico. Aunque esa contra propuesta fue desechada por el obispo Salvador Quezada Limón.

Pese a la controversia, el chileno retornaría a Aguascalientes en 1989 para pintar otros dos murales en el palacio oficial. Su obra le sería reconocida en su propio país, luego que en 1996, el gobierno de Chile le hizo entrega de la medalla Gabriela Mistral.

El artista falleció el 19 de mayo de 1999.