¿Buscas reducir el estrés? La clave está en la naturaleza

¿Buscas reducir el estrés? La clave está en la naturaleza

Redacción

Si últimamente etsás padeciendo de estrés y no sabes cómo liberarte de ello, esta información te va a interesar.

La vitamina N, mejor conocida como la vitamina Naturaleza, es una gran aliada para reducir significativamente el estrés, ya que aunque no lo creas, la naturaleza aporta todos los nutrientes que forman y que permiten que las personas puedan desenvolverse como seres humanos, tanto a nivel corporal como mental y espiritual.

Así también lo considera Rolando Salinas, jefe del servicio de salud mental del Hospital Alemán (MN 72241) y fundador de IPEM (Instituto de Prevención en Salud Mental), que destaca su relevancia para la salud en general.Mediar el consumo tecnológico y poner un límite horario al uso de dispositivos para aliviar el estrés.

“Estos estudios evalúan el efecto de pasar tiempo en la naturaleza, tales como los niveles de las hormonas del estrés, escalas de valoración de calidad de vida por parte de los participantes, presencia de enfermedades diversas, en especial las asociadas a lo cardiovascular como la hipertensión arterial, lo metabólico como la diabetes, o muy especialmente la salud mental, y llegan incluso a patologías insospechadas como la incidencia de cáncer, o las enfermedades autoinmunes”, explica Salinas.

En ese sentido, la especialista en Ciencias Naturales de la UCA considera que todos tienen una identidad natural, esa que conecta con lo que es cada uno, que si se pierde conlleva a serias consecuencias que debieran despertar alarmas.

“Dentro de estas consecuencias, me gustaría destacar una vida en aceleración permanente, con biorritmos alterados, producto de haber pasado de hábitos marcados por la luz del sol (día y noche) a los hábitos marcados por las agujas del reloj o de las pantallas, provocando alteraciones del sueño y hormonales que conllevan estados de ánimo fluctuantes, muchas veces ligados a la depresión o ansiedad”, explica Rodríguez.

Activar las alarmas

Rever algunos de los hábitos puede ayudar a cambiar el vínculo con lo natural. En este sentido, para Rodríguez, habría que repensar hábitos alimenticios, analizando cuántos productos procesados se comen y empezar de a poco a reemplazarlos por productos naturales con menor intervención humana.

También mediar el consumo tecnológico y poner un límite horario al uso de dispositivos, o no más pantallas cuando estoy en familia, “porque ellos también son naturaleza y vitamina para nosotros”, dice Rodríguez.

Ejercicio

Otras formas de reconexión que sugiere la experta pueden ser hacer ejercicio al aire libre, pasear, caminar, jugar en las plazas, trabajar con la comunidad en la recuperación de espacios verdes, involucrarse y hacer.

¿Cuánto tiempo se debe dedicar a conectarse con la naturaleza?

Salinas advierte que en un estudio publicado en Scientific Reports se evaluó el tiempo de permanencia en la naturaleza que se necesita para producir efectos benéficos, concluyendo que debe ser al menos de 120 minutos semanales, reivindicando el concepto japonés de “sumergirse” en ella.

Desde la psicología de la salud, para el jefe del servicio de salud mental del Hospital Alemán algunos consejos para vincularse más con la naturaleza serían: tomar todo el contacto posible con espacios verdes, e intentar que sea en condiciones de tranquilidad, que permitan sumergirse psicológicamente en el mismo.

Con información de Semana