Ayotzinapa es un crimen de Estado y el PRD no lo esconde: Sánchez

Ayotzinapa es un crimen de Estado y el PRD no lo esconde: Sánchez

 

 

Gilberto Valadez

 

Aguascalientes, Ags.- Emanuelle Sánchez Nájera, presidente estatal del PRD, rechazó las versiones de una virtual alianza de su partido con el PRI a fin de evitar sanciones a posibles responsables por la desaparición de estudiantes de la Normal de Ayotzinapa.

“Nosotros hemos pugnado porque se aplique justicia, que la desaparición de los normalistas no quede impune y se castigue a quien se tenga que castigar”, aseguró el perredista en entrevista con

Recientemente, el semanario Proceso dio a conocer que en el Congreso de la Unión el PRD se había aliado con los institutos políticos PRI, PVEM y PES a fin de bloquear las investigaciones sobre el caso de Ayotzinapa.

Con este acuerdo parlamentario, las indagaciones se habían limitado a revisar la atención a las víctimas, a pesar de que el caso incluye la desaparición de 42 estudiantes de la escuela normal.

“Es totalmente faccioso afirmar algo así. Te puedo mencionar las denuncias públicas que ha hecho la diputada Cristina Gaytán (vocera de la bancada perredista), quien ha invitado a continuar con los trabajos del caso, que he emitido señalamientos y donde queda claro que nosotros lo que queremos es que exista justicia”, abundó.

En la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa se vio involucrado el entonces gobernador de Guerrero Ángel Aguirre y el alcalde de Iguala, José Luis Abarca, ambos impulsados por el PRD para llegar a esos cargos. Abarca ya se encuentra detenido, no el caso de Aguirre quien recientemente reapareció en la escena pública.

“Ángel Aguirre fue expulsado del partido y no tiene ahora vinculo con el PRD. Nosotros no lo estamos protegiendo, más bien debería investigarse quién lo está protegiendo porque el señor ya no tiene fuero y no han procedido en su contra”, abundó.

– ¿El PRD no ha traicionado sus principios en este caso?

– Todas las corrientes del partido han demandado justicia, el partido lo considera un crimen de Estado y es el Estado que hasta hoy no ha respondido.