Auténtico fracaso la pavimentación en Aguascalientes

Auténtico fracaso la pavimentación en Aguascalientes

El Música

Aguascalientes, Ags.- Dirán misa y lo que quieran pero como siempre la realidad desnuda cualquier discurso.

Desde la pasada administración capitalina hasta la actual que ya está por terminar, dejaron en el olvido o realizaron cochinadas o lo que es más se clavaron el recurso. Al menos eso parece, la ciudad está convertida en un auténtico cráter. Los hoyancos brotan por doquier, bordos, chipotes en donde hay carpeta asfáltica y donde alguna vez hubo pavimento las grietas y hoyos son el pan nuestro de cada día.

Para cualquier ciudadano que circule sobre las calles maltrechas de la ciudad no hay un solo rumbo por donde esta falencia no salga a la luz, pero sobre todo donde las columnas vertebrales de quienes viajan, sentados o de pie les reclame por lo accidentado del 80 por ciento de las vialidades.

Dura tarea tendrá sin duda la próxima alcaldesa capitalina, habrá que destinar recursos extraordinarios para solventar esta ya grave problemática.

Es prácticamente imposible circular a una velocidad moderada por los arroyos de las calles, que bien parecen más eso que una superficie plana como debería de ser.

Algo falló, aunque más bien parece que otra vez la corrupción salió a flote. La actual gestión de Martín del Campo presume con bombo y platillo sus cuarenta vialidades como “Zona Cero Baches“, pero hay varias sino es que la mayoría de ellas se nota la pésima calidad de los materiales utilizados.

Las lluvias no les dieron chance de “taparle el ojo al macho“ o de que su aserrín o tierra sirviera para resanar los hoyancos en todas las vialidades. El fracaso salió a la luz y por ello desde la iniciativa privada varias voces exigen que se investigue a las constructoras.

El tema es que por ahora Martín del Campo queda muy mal parado para su futuro político, está cerrando de la peor manera posible su gobierno. Le restan tres meses y algunos días, para que trata de recomponer algo de estos daños, aunque parece que su preocupación es su barrio, es decir la Colonia del Trabajo, ¿Y los demás?.

Ahí le encargamos a Martín del Campo poner manos a la obra porque en los anillos, en el centro, sur, norte, oriente y poniente los baches y malformaciones son una constante.