Austria prueba test de Covid-19 para niños en forma de paleta

Austria prueba test de Covid-19 para niños en forma de paleta

Redacción

Hasta el momento, el sector médico ha recurrido a incómodas pruebas nasales o sanguíneas para lograr la detección del Covid-19 en la población joven y adulta. Sin embargo, se sabe que el virus también puede transmitirse entre menores de edad, aunque con menos frecuencia.

Con el esperado regreso a clases, las autoridades sanitarias temen que esta nueva convivencia entre los estudiantes generen más casos de coronavirus. Por ello, Austria ha comenzado a probar una alternativa mucho más amigable para detectar el virus entre los niños: un dispositivo con forma de paleta de caramelo.

Autoridades sanitarias probaron en jardines de niños los novedosos dispositivos de detección que podrían ser una alternativa para los niños que temen los test nasales o en la garganta. Un grupo de pequeños probó esta semana en una guardería de Viena este nuevo procedimiento.

Para “controlar los contagios” y proponer “una alternativa sensible a otras opciones de test”, la provincia austriaca de Burgenland ya reservó 35 mil de estas pruebas de detección, dijo a la AFP un portavoz del gobierno regional.

Los padres de esta región recibieron una carta para informarles que cada niño recibiría gratuitamente tres de estos test por semana.

Estos dispositivos fueron inventados por Manuela Foedinger, que dirige el laboratorio del hospital Kaiser-Franz-Joseph de Viena, que ya ideó otro método fácil de usar, con gárgaras, muy utilizado en este país de 8,9 millones de habitantes.

Actualmente, Foedinger lleva a cabo un estudio en cinco jardines de infancia con niños entre uno y seis años para determinar la fiabilidad de estos test con miras a extender su uso, dijo un portavoz.

Con información de Invdes