This artist’s impression of ID2299 shows the galaxy, the product of a galactic collision, and some of its gas being ejected by a “tidal tail” as a result of the merger. New observations made with ALMA, in which ESO is a partner, have captured the earliest stages of this ejection, before the gas reached the very large scales depicted in this artist’s impression.

Astrónomos captan por primera vez la muerte de una galaxia

Redacción

El observatorio de Atacama, ubicado al norte de Chile, consiguió captar el momento en el que una galaxia llega a su fin debido a la expulsión de casi la mitad de su gas, elemento fundamental para la formación de estrellas.

El hecho fue dado conocer por el Observatorio Austral Europeo, que mostró una imagen que muestra la expulsión de gas que tiene lugar a un ritmo “sorprendente”, equivalente al gas que se necesitaría para formar 10 mil soles al año.

Aunque los astrónomos sabían que las galaxias morían cuando dejaban de formar estrellas, nunca antes habían vislumbrado claramente el comienzo de este proceso en una galaxia lejana.

Este evento lo desencadenó una colisión con otra galaxia con la que finalmente se fusionaron para formar la galaxia conocida como ID2299.

La mayoría de los astrónomos cree que los vientos causados por la formación de estrellas y la actividad de los agujeros negros en los centros de galaxias masivas son responsables de lanzar material de formación de estrellas al espacio, terminando así con la capacidad de las galaxias para crear nuevas estrellas.

Sin embargo, esta nueva imagen sugiere que las fusiones galácticas también pueden ser responsables de expulsar al espacio el combustible necesario para la formación de estrellas.

Chiara Circosta, investigadora del University College de Londres (Reino Unido), afirma que el estudio ha arrojado “nueva luz” sobre los mecanismos que pueden detener la formación de estrellas en galaxias distantes.

“Ser testigos de un evento de disrupción tan masiva añade una pieza importante al complejo rompecabezas de la evolución de las galaxias”, añade Circosta.

La contribución del observatorio chileno ha sido esencial pero los astrónomos ya confían en hacer observaciones más profundas y de mayor resolución de esta galaxia, para comprender mejor la dinámica del gas expulsado.

Con información de Milenio