Así operaba el primer burdel de muñecas sexuales en España

Así operaba el primer burdel de muñecas sexuales en España

Redacción

España.- La historia de la agencia LumiDolls fue verdaderamente fugaz, pero dejó a más de uno sorprendido por la forma en la que se prestaban los servicios sexuales.

Al abrir, el burdel de muñecas llamó mucho la atención de la población española y dio origen a un boom enorme, sin embargo, se vieron obligados a cerrar al poco tiempo ya que las autoridades consideraron que no contaban con las licencias adecuadas.

A pesar de la efímera vida laboral de estas muñecas, su historia y sus condiciones de trabajo no dejan de ser sorprendentes:

El cliente podía elegir el tipo de ropa, la situación y la postura con la que quería que su RealDoll le esperase. La variedad también era digna de mención: se podía escoger entre una rubia con rasgos europeos y enormes pechos, de nombre Katy; una morena con características africanas llamada Leiza; Lili, una muñeca asiática de baja estatura; y una versión de un animé japonés, con impactante cabello azul, conocida como Aki.

Los dueños del negocio prometían “la experiencia más placentera, excitante y erótica” para satisfacer todos los deseos sexuales del cliente de la forma más acertada posible.

Además de contratar los servicios dentro del club ubicado en Barcelona, las muñecas también se podían pedir a domicilio. Los precios rondaban entre los 80€ por un servicio de 30 minutos y los 170€ por hora y media. En todos los casos la discreción estaba garantizada.

La higiene era un tema fundamental, ya lo que los dueños de las muñecas de silicona aseguraban que eran lavadas y desinfectadas minuciosamente antes y después de cada encuentro.

En cada habitación había preservativos, lubricantes y películas porno a disposición de los clientes, y, por supuesto, siempre con la presencia de la escultural compañera de silicona, dispuesta a dejarse hacer cualquier cosa.

A pesar del cierre de su primer local en España, y según informan en su página web, la empresa sigue disponiendo de burdeles de LumiDolls en España, Rusia, Japón o Italia

Como era de esperarse, la empresa también comenzará a trabajar con modelos masculinos para aquellas que quieren probar una experiencia nueva (y silenciosa).

Con información de Cinco Noticias