La importancia de la vitamina D

Así es como el sol y algunos alimentos pueden ayudarte a ganar masa muscular

Redacción

Para gozar de buena salud se debe tener una serie de buenos hábitos en distintas áreas de la vida como lo son el buen dormir, el comer de manera equilibrada, ejercitarse, entre otros. Pero especialmente, si lo que se busca es ganar masa muscular, se debe seguir una dieta estricta y otros factores.

En ese sentido, para tener unos brazos más fuertes hay que consumir alimentos ricos en proteínas, como huevos, pollo, pescados, garbanzos, lentejas, entre otros, ya que son responsables de la manutención de las fibras musculares, afirma Tua Saúde.

También es importante hacer ejercicio con frecuencia. Especialistas recomiendan realizarlo utilizando alrededor de 65 % de la carga máxima que se logra hacer en una sola repetición. Cuando se logra hacer solo una repetición de extensión de muslo con 30 kg, para realizar toda la serie del ejercicio, está indicado que se utilice un peso más o menos de 20 kg para realizar la serie completa.

Sin embargo, hay un factor determinante que las personas normalmente pasan por alto, más allá de lucir una musculosa figura, pues es necesario para el desarrollo de la vida misma: se trata de la vitamina D, que se obtiene a través de tomar el sol en horas de la mañana, ya que esto permite que, por ejemplo, el calcio se fije en los huesos.

Según un estudio realizado por el Qatar Orthopaedic and Sports Medicine Hospital, la vitamina D también se ha asociado con problemas de salud crónicos, como cáncer de intestino y colon, artritis, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

En las últimas décadas, ha habido una mayor conciencia sobre el impacto de la vitamina D en la morfología y función muscular, pero esto no está bien reconocido en la literatura de medicina deportiva, afirma.

El estudio encontró que a principios del siglo XX, los atletas y entrenadores sintieron que los rayos ultravioleta tenían un impacto positivo en el rendimiento deportivo y, cada vez más, se acumulan pruebas que respaldan este punto de vista.

Tanto los estudios transversales como los longitudinales aluden a un papel funcional de la vitamina D en el músculo y, más recientemente, el descubrimiento del receptor de vitamina D en el tejido muscular proporciona una comprensión mecánica de la función de la vitamina D en el músculo, expresan desde dicha investigación.

Dado que la causa más común de deficiencia de vitamina D es la exposición inadecuada a la luz solar, no sorprende que los países de latitudes más altas tengan una alta incidencia de deficiencia, según se conoció en 2005, por el Andersen et al.

Así las cosas, esta vitamina se puede encontrar en alimentos como yemas de huevo, pescado de agua salada e hígado, la leche y el cereal, muchas veces están enriquecidos con vitamina D. Por ejemplo, en países como Finlandia, la leche está adicionada con dicho nutriente, esto debido a que en el polo norte hay 6 meses de día y otros 6 de noche, por lo tanto los ciudadanos no pueden exponerse al sol.

Esto, dado que “algunos estudios han demostrado que los niveles bajos de vitamina D pueden asociarse a la aparición de un mayor número de síntomas depresivos y de ansiedad, aunque no a trastornos depresivos graves”, según Cuídate Plus.

Por lo tanto, quien desee aumentar la musculatura de sus brazos, debe consumir alimentos ricos en vitamina D y tomar el sol entre 6 y 9 de la mañana.