Asedio ruso en Mariúpol

Asedio ruso en Mariúpol

Redacción

Leópolis.- Los sobrevivientes de la ciudad de Mariúpol, una de las más atacadas por el ejército ruso, ven con tristeza lo que han dejado atrás y llegan a otras zonas relativamente seguras con la impotencia de no ayudar a sus familiares.

Marina Galla llegó junto con su hijo de 13 añsos en Leópolis, al oeste de Ucrania. Aunque ambos observaron cadáveres tendidos en las calles y bebieron nieve derretida ante la falta de agua, lo que más les duele es dejar a sus familiares atrás.

“No sé nada de ellos. Mi madre, mi abuela, mi abuelo y mi padre. Ni siquiera saben que nos fuimos; ya no existe la ciudad”, contó mientras lloraba frente a la puerta de un hacinado compartimento de tren y mientras su hijo la besaba en la frente para consolarla.

Galla y su hijo vivieron en el sótano del Palacio de Cultura de Mariúpol para resguardarse de los constantes bombardeos rusos, tomando la decisión de albergarse en el subsuelo después de que el horizonte se oscureció por el humo.

Finalmente decidieron escapar hacia el oeste del país, aunque estuvieron rodeados de aterradoras sugerencias por parte de los soldados rusos: vayan a la ciudad de Melitopól, bajo ocupación rusa, o hacia la península de Crimea, anexada por Rusia.

La sugerencia es ridícula para los residentes después de que se bombardeó un teatro donde se refugiaban decenas de personas, incluídos niños, y luego de otro ataque contra una escuela de arte que también había sido habilitada como refugio.

“Empezaron a destruir nuestra ciudad, por completo, casa por casa”, contó la joven. “Había batallas en cada calle. Cada casa se convirtió en un blanco”, contó Olga Nikitina, quien lloró junto con su familia en el andén del tren.

Recordó que aunque se mudó con su madrina, que padece cáncer y que cuida de su anciano padre, no pudo ayudarlos a salir de ahí. El terror fue peor cuando los soldados rusos les dijeron que se fueran del lugar. Ahora no sabe qué pasó con sus familiares.

El Consejo Municipal de Mariúpol ha dicho que miles de residentes fueron trasladados a Rusia en contra de su voluntad en la última semana. El domingo, separatistas respaldados por Moscú en el este de Ucrania informaron que 2 mil 973 personas han sido “evacuadas” de Mariúpol desde el 5 de marzo, incluyendo 541 en las últimas 24 horas.

Con información de La Jornada