Arturo González: El multichambas

Arturo González: El multichambas

Gilberto Valadez

Aguascalientes, Ags.- Ya sea en gobierno estatal, bien dentro de una administración municipal o con una curul plurinominal en el Poder Legislativo, al panista Arturo González Estrada nunca le faltan espacios en el servicio público y acumula numerosas posiciones políticas en las últimas dos décadas. Aunque no siempre con el mejor saldo a favor.

Nombrado ahora titular de la Oficina Ejecutiva de la Presidencia Municipal de la capital, el panista ya ha sido señalado por acusaciones de presunto nepotismo en cargos públicos, a favor de familiares.

En contraparte, también ha sufrido descalabros, siendo uno de los pocos panistas que no pudo ganar una elección por la alcaldía de Aguascalientes.

Amenaza de boicot

Militante del PAN desde el 1 de abril de 1993, según el registro nacional del partido, Arturo González comenzó a despuntar cuando en 1998 fue electo diputado por la vía plurinominal, dentro de la LVII Legislatura, donde inclusive llegó a ser coordinador de la bancada blanquiazul.

Un año después, el 12 de diciembre de 1999, fue electo dirigente estatal del PAN tras superar una cerrada votación a su compañero diputado Audómaro Alba Padilla. Bajo la gestión de González Estrada, se proyectó el actual edificio del comité estatal, ubicado al norte de la ciudad. Eran tiempos en que Acción Nacional ya gobernaba en la entidad 

En lo político, para las votaciones de 2000, el PAN ganó por primera vez las tres diputaciones federales que le corresponden al estado. Pero al año siguiente, perdió la mayoría que tenía en el Congreso local.

Ese mismo 2001, el dirigente estatal del PAN amenazó con un boicot publicitario en contra de la entonces televisora de paga Cable Canal, argumentando críticas en contra del partido.

El nepotismo

Durante la alcaldía panista que encabezó Martín Orozco Sandoval, Arturo González fue incorporado como secretario de Desarrollo Social. Sin embargo, al poco tiempo el funcionario fue exhibido en medios por supuestamente promover el nepotismo en oficinas públicas.

Su hermana Mónica González Estrada apareció como jefa de departamento en la Comisión Ciudadana de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio, mientras que su madre, Elisa Estrada, se encontraba en la nómina de la Secretaría de Desarrollo Social. Inclusive su cuñado Alberto Rivera figuraba como director de Programas Especiales de la dependencia y hasta un compadre de nombre Eduardo Rosales Martínez.

Pese a ello, se presentó en la contienda para la candidatura del PAN en busca de revalidar la alcaldía en los comicios de 2007. El funcionario ganó las votaciones internas del 15 de abril de ese año, entre críticas de uno de los aspirantes, Claudio González Muñoz, quien se negó a reconocer el resultado y afirmó que Arturo se había registrado fuera de tiempo.

Para entonces, el PAN sumaba una seguidilla de cuatro victorias consecutivas por el ayuntamiento de Aguascalientes. Pero en las votaciones de ese año, Gabriel Arellano, candidato del PRI, superó a Arturo González con una diferencia de casi diez mil votos.

De aquí y de allá

En la época de vacas flacas del panismo, Arturo González siguió acumulando espacios. Para 2009 volvió a tomar las riendas del comité estatal y un año después fue electo nuevamente diputado plurinominal durante la LXI Legislatura, donde el PAN apenas sumó cuatro representantes.

Sin embargo, cuando el PAN recuperó la gubernatura en las votaciones de 2016, Arturo González volvió a ser incluido en el gabinete del ahora gobernador Orozco, quien lo mismo le puso al frente del Instituto de Vivienda, que como director del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Servidores Públicos del Estado (ISSSSPEA), sin que trascendiera en ambos cargos.

González dejó la administración estatal y se pasó al palacio municipal, donde el alcalde panista Leonardo Montañez le encargó el puesto de la oficina ejecutiva de la alcaldía.

Irónicamente hace apenas dos años, Arturo González apoyaba las aspiraciones de Julio Medina, delfín del gobernador por la alcaldía capitalina. Pero Medina ni siquiera alcanzó la candidatura del partido.