Arlette Muñoz mandó a Sylvia Garfias a amenazarme: Carlos Romo

Claudio Bañuelos

Aguascalientes, Ags.- El periodista, Carlos Romo Medina, interpuso una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos por amenazas en contra de la diputada local panista, Sylvia Garfias Cedillo a raíz de que el viernes pasado la legisladora le llamó telefónicamente al primero para reclamarle una publicación que hizo en contra de la candidata a diputada federal de Acción Nacional por el Distrito II en el sentido de que ventiló su pasado en Nueva Alianza.

Romo Medina quien es el responsable del portal de noticias locales “aguzados.com entregó copia de la queja con que cuenta este diario digital es la 164/2015 en la que señala que “antes de subirla información busqué la opinión de en este caso de Arlette Muñoz, no pude contactarme con ella, ni tampoco con Guillermo Alanis que es el coordinador de la campaña ni con la propia Sylvia (Garfias) que es la que le maneja la cuestión de medios a la candidata.

Entonces no hubo éxito en poderlas localizar, me mandaban a buzón la llamada, entonces ya subí la nota y entonces más o menos a los 30, 40 minutos de haberla subido en mi portal, me llamó Sylvia a mi teléfono, no pude contestarle, me comuniqué de inmediato con ella para ver que se le ofrecía y entonces es cuando me dice en primer lugar, que ´yo miento que los haya buscado, que eso no era cierto´ y luego me dice ´que los documentos que yo publiqué eran falsos´ y cuales son esos documentos… una constancia que le emite el PANAL por haber participado en la campaña del 2013 y otra carta donde le aceptan su afiliación al PANAL en donde ahí mismo estipula que no se adherirá a ningún otro partido ya sea local o nacional´entonces me dice ´que son apócrifos´y me intimida y me amenaza ´diciéndome, advirtiéndome que voy a tener que revelar mis fuentes ante las autoridades competentes y que me tendré que atener a las consecuencias,

Asimismo añadió que la diputada “hace referencia a que soy priísta, puesto que me dice ´sabe que mi corazón es rojo´ aunque ella misma aclara ´aunque lo respeto´, pero me acusa prácticamente de una filiación partidista y ella me está encasillando con una cuestión partidista, pero vamos lo grave del asunto es que siendo diputada me intimide exigiéndome revelar mis fuentes, pero yo se que Arlette Muñoz como no tiene ningún cargo público pues no puedo presentar una queja contra ella en la Comisión Estatal de Derechos Humanos, por eso yo lo intuyo y no lo puedo asegurar dado por mi experiencia periodística de tantos años en el medio político (más de 30) que fue Arlette Muñoz fue quien evidentemente le dio la orden a ella para que me intimidara y amenazara escudándose obviamente en su fuero de diputada”

Por último puntualizó “creo que es muy grave en otras ocasiones, los periodistas empiezan con intimidación, amenazas, luego desaparecidos y hasta asesinados, y por ello tenemos que lanzar una advertencia de que se tiene que respetar el trabajo periodístico. A mí me extraña sobremanera la actitud de Sylvia Garfias porque ella fue reportera más de 10 años y conoce perfectamente el trabajo periodístico ahora haga estando del otro lado de la mesa”.

*En el centro de la imagen Sylvia Garfias y Arlette Muñoz.