América Latina se perfila para tener la inflación más alta en los últimos 25 años

América Latina se perfila para tener la inflación más alta en los últimos 25 años

La Jornada

Ecuador, Latinoamérica y el Caribe se enfilan a la inflación mas alta en 25 años. De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) el encarecimiento generalizado de bienes alcanzará 12.1 por ciento este año y 8.7 por ciento el próximo.

Las economías más grandes de esta zona como Brasil, Chile, Colombia, México y Perú, tendrán una inflación por arriba de los objetivos de los bancos centrales este año y el próximo.

Como parte de la actualización de las Perspectivas Económicas Mundiales, economistas del FMI advirtieron que “la inflación podría resultar persistente a raíz de la acumulación de shocks y la ampliación de las presiones sobre los precios”.

Esta situación se podría agravar si se debilitan las monedas de la región como consecuencia de condiciones financieras mundiales más severas y si aumentan las presiones salariales de remuneraciones que se ajustan con base en la inflación.

En medio de un endurecimiento monetario mundial y una mayor incertidumbre económica, las condiciones financieras externas para América Latina y el Caribe están empeorando, lo que lleva a un aumento de los costos de endeudamiento y presiones cambiarias, recalcaron economistas del FMI, entre ellos Ilan Goldfajn, director del Departamento del Hemisferio Occidental.

En este contexto, los integrantes del organismo recomiendan fortalecer las finanzas públicas y garantizar la sostenibilidad de la deuda mientras se apoya con medidas temporales a la población más vulnerable, y la política monetaria se enfoca en controlar la inflación y anclar sus expectativas.

El FMI reconoce que la región tuvo una sólida primera mitad de 2022, tan sólo en el primer trimestre alcanzó un crecimiento anual de 2.8 por ciento, por encima del 1.7 por ciento promedio de años previos a la pandemia.

Sin embargo, los vientos están cambiando a medida que las condiciones financieras mundiales se endurecen y los precios de las materias primas revierten su tendencia alcista, mientras persisten las presiones inflacionarias.

En 2022 se prevé que la economía latinoamericana crecerá 3 por ciento, por encima del 2.5 por ciento previsto en abril, mientras el próximo año, con condiciones financieras globales más estrictas, menor crecimiento global, inflación persistente y crecientes tensiones sociales en medio de una creciente inseguridad alimentaria y energética, la expansión será de 2 por ciento, por debajo del 2.5 pronosticado previamente.

El FMI subraya que, si bien Chile y Colombia han experimentado un repunte particularmente dinámico, impulsado por un fuerte crecimiento en los servicios, México aún debe recuperar su nivel previo a la pandemia, ya que el sector terciario continúa rezagado.