Alcaldesa de Salamanca culpa a reportero acribillado de lo que le pasó por hacer coberturas en la madrugada

Alcaldesa de Salamanca culpa a reportero acribillado de lo que le pasó por hacer coberturas en la madrugada

Redcacción

Guanajuato.-La Alcaldesa de Salamanca, Guanajuato Betty Hernández, dijo el periodista asesinado en la víspera Israel Vázquez, tuvo la culpa de lo que le pasó por hacer coberturas periodísticas a altas horas de la madrugada y en sitios peligrosos.

Se arriesgan demás” dijo la edil de extracción morenista, lo cual ha causado indignación entre los reporteros.

Lo anterior, luego de que decenas de periodistas protestaron este martes en el Ayuntamiento de Salamanca por el asesinato del periodista Israel Vázquez Rangel, quien fue atacado a balazos mientras realizaba una cobertura. También reclamaron por la desaparición del reportero Víctor Manuel Jiménez.

Al grito de “¡Queremos informar sin miedo!” los compañeros de Israel exigieron justicia y mayor seguridad a las autoridades locales.

Después de unos minutos de protesta, las y los manifestantes fueron recibidos por la alcaldesa de Salamanca, María Beatriz Hernández Cruz.

En compañía de los mandos de la Policía Municipal, Hernández Cruz escuchó los reclamos de los periodistas y acusó que la inseguridad que se vive en Salamanca se debe, en parte, a la falta de apoyo del gobierno estatal.

Al hablar sobre el ataque contra Israel, la alcaldesa señaló que los policías que llegaron al lugar del atentado no lo hicieron por ese hecho sino por el reporte del hallazgo de restos humanos.

Sin embargo, dijo, al arribar y ver al periodista herido los policías le brindaron primeros auxilios y llamaron al 911 para solicitar una ambulancia.

Los periodistas exigieron que se explicara por qué su traslado a un hospital tardó más de media hora, pero la alcaldesa se negó a dar esa información argumentando que son datos que pertenecen a la investigación que está en manos de la Fiscalía estatal.

Ante la falta de respuestas y personas detenidas por los hechos, algunos de los reporteros acusaron complicidad entre las autoridades municipales y los grupos delictivos de la zona.