Alberto y Ricardo tenían cuentas pendientes con la justicia

Alberto y Ricardo tenían cuentas pendientes con la justicia

Redacción

Aguascalientes, Ags.-Como resultado de los permanentes recorridos efectuados en los municipios de Asientos y Jesús María, bajo el esquema de Mando Único, dos personas que tenían cuentas pendientes con la justicia al contar con una orden de aprehensión vigente, fueron detenidas y puestas a disposición de la Fiscalía General del Estado.

La primera detención se registró en la comunidad Lázaro Cardenas, Asientos, cuando policías estatales y municipales realizaban un recorrido de vigilancia y al desplazarse sobre la calle Las Huertas, detectaron a un individuo que al percatarse de la presencia policial ingresó a un lote baldío, aparentemente para pasar desapercibido.

Al observar lo anterior, lo uniformados descendieron de las unidades e ingresaron al lote, donde se acercaron a quien dijo llamarse Ricardo de 24 años de edad, quien comenzó a gritar que no había hecho nada malo.

Los oficiales procedieron a efectuarle una inspección corporal sin que detectaran objetos o sustancias ilícitas en su persona, sin embargo, al momento de ingresar sus generales al C5 SITEC, arrojó que contaba con una orden de aprehensión vigente por el delito de lesiones y daños dolosos, por lo que finalmente fue detenido y puesto a disposición de las autoridades correspondientes.

Más tarde, en el municipio de Jesús María, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y policías preventivos de dicha cabecera municipal, llevaron a cabo la detención de un individuo que contaba con una orden de aprehensión vigente por el delito de robo calificado.

Los hechos se registraron alrededor de las 01:10 horas, cuando a través del Servicio de Emergencia 911, policías estatales y municipales recibieron el reporte de que en la calle Lázaro Cárdenas, casi esquina con calle Guadalupe de Abajo, en la comunidad de Maravillas, se encontraba un individuo sospechoso, que ya tenía más de media hora en dicha arteria.

En atención al reporte, los oficiales se trasladaron al punto referido, en donde detectaron a un individuo que coincidía plenamente con las características proporcionadas al operador del 911.

Cuando los oficiales se aproximaron para entrevistarse con él, quién dijo llamarse Alberto de 33 años de edad, comenzó a contradecirse por lo que procedieron a

realizarle una inspección corporal sin que se localizaran objetos o sustancias ilícitas en su persona.

Sin embargo, al ingresar sus generales al C5 SITEC, arrojó que contaba con una orden de aprehensión vigente por el delito de robo calificado, por lo que finalmente fue puesto a disposición de la Fiscalía General del Estado