Adolescente ucraniano de 16 años muere alcanzado por una bomba mientras jugaba futbol

Adolescente ucraniano de 16 años muere alcanzado por una bomba mientras jugaba futbol

Redacción

Ucrania.-Dramáticos momentos se viven por conflicto bélico.

Tres jóvenes ucranianos fueron alcanzados por los ataques rusos y uno de ellos, Iliya, perdió la vida; la imagen de su padre recibiendo su cuerpo es desgarradora.

Los cirujanos que salen del quirófano no hacen contacto visual. Uno de ellos levanta las manos. Otro mira hacia abajoderrotado. Es entonces cuando el padre que espera en la puerta se agarra la frente, las lágrimas brotan y se da la vuelta, un gemido a punto de escapar de su garganta.

El hombre, identificado solo como Serhii, entra en la habitación y encuentra a su hijo de 16 años, Iliya, inmóvil y envuelto en una sábana manchada de sangre.

Serhii se deja caerabraza la cabeza sin vida de Iliya y se convulsiona de dolor: “Mi chiquito”, exclamó.

Iliya resultó herido de muerte el miércoles mientras jugaba futbol en Mariupol cuando comenzaron los bombardeos en medio de la invasión rusa a Ucrania. El explosivo golpeó el campo de juego cerca de una escuela en la ciudad del mar de Azov.

Sus amigos Avid y Artyom fueron encontrados con las piernas acribilladas de metralla y ahora se enfrentan a la posibilidad de amputaciones.

Los tres adolescentes fueron trasladados de urgencia al hospital más cercano en la parte trasera del automóvil, pero Iliya fue declarado muerto al llegar.

Evgeniy Maloletka, el fotógrafo de Associated Press que tomó la dramática imagen, le dijo a The Telegraph: “El automóvil se detuvo en el hospital. Abrieron la parte de atrás y había dos adolescentes (Artyom y Avid).

“Uno tenía las piernas acribilladas a balazos, parecía carne cruda. Iliya ya estaba muerto.

Artyom y Avid tenían las piernas acribilladas a balazos. Esta es una lesión típica que vemos aquí. A las personas con esas lesiones les amputan las piernas. No estoy seguro de lo que va a pasar con ellos”.

En otras partes de Mariupol, los bombardeos iluminaron los cielos oscurecidos mientras los médicos esperaban en un estacionamiento, y el jueves continuaban los intensos combates en las afueras de la ciudad. 

La ciudad quedó sumida en la oscuridad cuando la batalla eliminó la mayoría de los servicios telefónicos y aumentó la posibilidad de escasez de alimentos y agua.

Con información de AP