Abogados de Rosario Robles exigen a juez dejar el caso

Abogados de Rosario Robles exigen a juez dejar el caso

Redacción

Ciudad de México.-La defensa de Rosario Robles esta inconforme con el actuar que lleva el caso de su cliente, por lo que exigieron su inmediato retiro del caso.

La defensa de Rosario Robles solicitó al juez, Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, retirarse del caso, dado que ha sido parcial e incluso ha tendido una conducta “soez, beligerante, inaudita e irónica” durante las audiencias, advierte el documento en el que se interpuso la “recusación” que le fue entregado este viernes.
El juez Delgadillo Padierna tendrá 48 horas para responder si se excusa o continúa al frente del caso, pero en caso de seguir, la acusada podría inconformarse interponiendo un amparo, según explicó la defensa a Animal Político.
Rosario Robles enfrenta un proceso judicial por el delito de ejercicio indebido del servicio público y el juez Delgadillo Padierna insistió en imponer como medida cautelar la prisión preventiva ante un “real riesgo de fuga”, por lo que la acusada permanece en el penal femenil de Santa Martha Acatitla.

En el escrito de “recusación”, los abogados Julio Hernández Barros y Epigmenio Mendieta, sostienen que mientras Robles preserva el estatus de inocencia durante todas las fases del proceso, la actitud del juez “ha evidenciado un comportamiento agresivo, grosero y parcial en contra de la imputada y su equipo de letrados”.
Cabe señalar que el juez Delgadillo Padierna es sobrino de Dolores Padierna, cuyo esposo, René Bejarano, estuvo en prisión tras la difusión en 2004 de los videos donde se le veía recibir dinero en efectivo de manos del empresario Carlos Ahumada, entonces contratista del gobierno del Distrito Federal y pareja sentimental de Robles.
En el documento se expone que la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, se establece el impedimento para conocer los casos judiciales por causa de “tener interés personal en el asunto, o tenerlo su cónyuge o sus parientes en línea recta sin limitación de grado, en la colateral por consanguinidad hasta el cuarto grado”.
Este y otros sustentos legales, insiste la defensa, confirman que el juez debió estar impedido para conocer de la Causa Penal 314/2019, ya que el juez como órgano de control de la legalidad en el proceso penal, “tenía el deber de abstenerse del conocimiento de un asunto en el cual se presente alguna causa que la Ley considera presuntiva de parcialidad”.
Inclusive, dice el documento, “su conducta personal ha sido soez, beligerante, inaudita e irónica en contra de los interese de la parte procesal que representa. Lo cual, violenta flagrantemente los Derechos Humanos al Debido Proceso Legal”.
En el documento también se hace referencia a uno diálogo entre la defensa y el juez durante la audiencia del pasado 22 de octubre cuando se revisó la pertinencia de la prisión como medida cautelar. Esto porque luego de un apelación de la defensa, el magistrado Ricardo Paredes, determinó que la medida violaba los derechos humanos de Robles y ordenó que la audiencia se repitiera.
Sin embargo, el juez confirmó su decisión de la prisión para Robles debido a que tenía los medios económicos para “sustraerse de la justicia” y no existía certeza sobre su lugar de residencia.
Este es el diálogo ocurrido en la última audiencia:
– Juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna: Cabe señalar que en la audiencia anterior uno de los defensores designados, expresamente afirmó que la fiscalía había faltado al deber de lealtad al no darles a conocer el oficio 1051/2019 de 19 de julio de este año. Emitido por el CENAPI, afirmación que fue expresamente respondida por la fiscalía al indicar el tomo y la hoja de la carpeta de investigación donde obraba el documento, aspecto que adquiere especial relevancia porque es una declaración más de la defensa con falsedad como una forma reiterada de conducción en audiencia, es decir en un proceso penal ante una autoridad jurisdiccional porque a pesar de tener conocimiento de un oficio negaron su existencia cuya finalidad implicaría dar una ventaja procesal a una de las partes, lo que no ocurrió y con ese argumento falaz perjudicaron a su representada, porque dejaron claro en su forma de conducción desleal ante la autoridad y ante el proceso, entonces defensa que quede claro, ¡ustedes vinieron aquí a mentir, ustedes vinieron aquí a decir mentiras y a expresarse de forma falsa…!
– Abogado Julio Hernández Barros: Su Señoría…
– Juez: No me puede interrumpir.
– Abogado: No, sí, su señoría.
– Juez: Porque no hay debate.
– Abogado: No hay debate, pero tampoco le voy a permitir si usted estima una acusación, aquí está el órgano de Ministerio Público y córrase traslado, porque aquí no me viene a decir mentiroso.
– Juez: Usted no puede hablar.

Con información de Animal Político