A dos años del “Puente invisible” de Avenida Aguascalientes

A dos años del “Puente invisible” de Avenida Aguascalientes

Gilberto Valadez

En la etapa final del nuevo paso a desnivel en la Avenida Aguascalientes Sur para el tránsito vehicular, no pueden advertirse avances similares en cuanto al puente peatonal que conectaría a los fraccionamientos Versalles primera y segunda sección; situado en el columpio que empiezan a formar las otras obras.

Por el contrario, algunos vecinos ya le llaman el puente invisible, debido a que fueron instaladas las correspondientes bases y las rampas, pero desde hace tiempo el proyecto sigue esperando en alguna conclusión que permita su real utilidad.

Aunque en su momento autoridades del municipio capital proyectaron una inversión por tres millones de pesos y sin cargos para la administración local, la obra parece haber quedado en el completo abandono a casi dos años de haber recibido luz verde.

El anuncio

El 7 de noviembre de 2018, el Cabildo de Aguascalientes aprobó la instalación de un puente peatonal en la arteria también conocida como segundo anillo de circunvalación, en la zona sur de la ciudad.

Para ello, se avaló por mayoría celebrar un convenio de colaboración con la empresa denominada Aguascalientes en Imagen, que se encargaría de los trabajos para conectar a las calles Lima, del fraccionamiento Versalles primera sección, y Fortunato Maycotte, perteneciente a la segunda sección.

Anteriormente, en esa esquina el tráfico vehicular y peatonal era controlado por semáforos electrónicos. No obstante, tras la construcción de un paso vial entre avenida Aguascalientes y de los Maestros hacia finales de 2013, derivó en la consecuente eliminación de los semáforos e incrementó la dificultad para el andar de los peatones.

Tres millones de inversión

El proyecto parecía avanzar a corto plazo y algunos funcionarios como el entonces Secretaría de Desarrollo Urbano del Municipio de Aguascalientes, Adrián Castillo Serna, daba por descontado que estaría listo incluso para el mismo 2018, con una inversión de tres millones de pesos. 

Castillo Serna destacó en entrevistas a medios locales que el proyecto no le costaría al Ayuntamiento, pues para ello se firmaba el convenio de colaboración y donde se facilitaría a la empresa asignada una eventual colocación de anuncios publicitarios.

No obstante, Adrián Castillo dejó el cargo de secretario de Desarrollo Urbano en abril de 2019, cuando apenas iban arrancando los trabajos de construcción de la obra. La administración capitalina se reeligió para un segundo periodo que inició en octubre de ese año, mas los datos correspondientes al proyecto parecieron quedar en algún archivo.

En contraparte, nunca se mencionaron que las condiciones físicas de las calles limitaban las características de la construcción, debido al pequeño tamaño de las arterias. De tal forma que las bases del puente tuvieron que ser edificadas no sobre las banquetas peatonales, sino en pleno paso vehicular. Limitando con ello el acceso para autos por esas calles.

Mientras otro proyecto pareció avanzar más rápido y para finales de ese 2019, el gobierno estatal anunció la construcción de un distribuidor vial en segundo anillo, que conectaría con el paso a desnivel de Avenida de los Maestros, atravesando precisamente en medio del proyecto de puente peatonal que quedó estacando, mientras el otro tuvo banderazo inicial a comienzos del año en curso.

El abandono

Cuando están por cumplirse dos años de que el Cabildo Municipio aprobó el puente para las calles Lima y Maycotte, los trabajos se encuentran en completo abandono.

A la fecha, solamente pueden apreciar tres bases metálicas de la infraestructura sobre segundo anillo, así como la primera etapa de rampas inclinadas para acceso igualitario de todo tipo de personas. Incluso en las rampas que se instalaron sobre la calle Fortunato Maycotte, ya puede notarse maleza sobre el paso vial en que fue asentada. Los peatones tienen que realizar su caminata sobre el columpio de los dos puentes viales, pues el primer semáforo a la vista se encuentra a más de 150 metros de distancia, en dirección poniente, sobre la avenida de los Maestros.

Cabe mencionar que además del paso peatonal cotidiano entre estos dos fraccionamientos, en la zona también hay dos escuelas secundarias, una primaria, un colegio particular, dos parques públicos y hasta algunos templos de diversas asociaciones religiosas. Por supuesto que varias de estas instalaciones de momento se encuentran cerradas por la contingencia, pero pudieran reabrir en el corto plazo.

El hecho de que el puente quedase inconcluso ya causó una alerta de seguridad entre colonos. En julio de 2019, llegaron reportes a televisoras locales en torno a una supuesta inclinación de la estructura, debido a intensas lluvias que se registraron en la ciudad por esas fechas.

Los vecinos y comerciantes de calles aledañas ya ni siquiera recuerdan cuándo fue la última vez que vieron a personal asignado a la construcción. Aunque sí lamentan que el puente se haya quedado a medias, sobretodo ahora que están por concluir los trabajos del distribuidor vial que limitará todavía más el paso peatonal por esta área.