75 aniversario del Parque Alberto Romo Chávez en Aguascalientes

75 aniversario del Parque Alberto Romo Chávez en Aguascalientes

Gilberto Valadez

Aguascalientes, Ags.- El 20 de abril de 1946, fue inaugurado un nuevo estadio para la práctica del beisbol en Aguascalientes mediante un partido amistoso con tinte regional y en un escenario aún sin concluirse a la totalidad.

Aunque el inmueble todavía era conocido bajo otra denominación, pocos de los asistentes a aquel momento pudieron imaginar que llegaría a ser un foro para varios de los momentos históricos en el llamado rey de los deportes.

75 años después, el parque Alberto Romo Chávez ha sido escenario de récords individuales de bateo, un campeonato para el representativo de casa y hasta un juego perfecto: la principal hazaña que puede concretar un lanzador.

Playball

En la primera mitad del siglo XX, el beisbol fue el deporte de los ferrocarrileros en Aguascalientes, con diversos campos en la localidad. El primer antecedente de un estadio formal data de 1922 con la inauguración del Parque Obrero, pero el cual sufrió un incendio el 24 de junio de 1945, quedando inservible.

De esta manera, en 1939 el general Manuel Madrigal encabezó un comité para la construcción de un nuevo parque de beisbol, en el cual también participaron Alfonso Bernal, Gilberto López Velarde, y Ezequiel Martínez. La edificación le fue encomendada al ingeniero Luis Ortega Douglas.

El proyecto sobre un terreno de lo que luego pasó a llamarse colonia Héroes tardaría tiempo en concretarse pues tuvo que realizarse básicamente con donaciones, en donde lo mismo hubo apoyo económico de empresarios locales que de la población en general. Se cuenta que integrantes de la sección dos del Sindicato Ferrocarrilero donaría parte de sus ingresos mensuales.

Aunque la obra no estaba completamente terminada, el nuevo estadio fue inaugurado de manera formal el 20 de abril de 1945, bajo el nombre de Estadio Aguascalientes. El acto fue encabezado por el gobernador Jesús María Rodríguez, quien lanzó la primera bola.

Ya sobre el diamante, el partido de apertura reunió a selecciones de Guadalajara y Aguascalientes, con victoria para los de casa 4-1.  Los paisanos se fueron al frente con cuadrangular de un muchacho apellidado Barradas, siendo el primer jonrón registrado en el escenario; mientras el llamado Apagón Morales produjo dos anotaciones más.

Una nueva era

Para 1953, un periódico de circulación local lanzó una convocatoria para renombrar el estadio, o inclusive mantener la nombradía de Estadio Aguascalientes. Entre las nuevas propuestas surgió la de ponerle Vicente Corazón Torres: un lanzador nativo de esta ciudad que apenas un año había muerto trágicamente en un accidente carretero cuando jugaba para los Sultanes de Monterrey.

Al final, la mayoría de aficionados se inclinaron por el nombre de Alberto Romo Chávez, un serpentinero originario de Guanajuato, pero que echó raíces en Aguascalientes y ganó reconocimiento en la Liga Mexicana de Beisbol durante los años treinta y cuarentas, lanzando para los Rojos del México.

No obstante, el cambio de nombre se hizo oficial hasta el 25 de agosto de 1957, en un acto donde hubo la colocación de dos placas: una para el homenajeado Romo Chávez y otra a Manuel Madrigal.

El inmueble tendría un renovado uso para 1963 cuando Aguascalientes fue asignado para la Liga Central, como sucursal de los Tigres. En aquella oportunidad se amplió la capacidad de las tribunas, completando la cobertura sobre el diamante.

Pero la consolidación final del estadio vino en 1975 con el surgimiento de los Rieleros de Aguascalientes, primer representativo en la Liga Mexicana de Beisbol.

Campo de sueños

El Romo Chávez ha sido escenario de logros para la historia del béisbol mexicano. El suceso más notable ocurrió el 12 de julio de 1978 cuando Horacio Piña, lanzador de Rieleros, concretó un juego perfecto, retirando en orden a los 27 bateadores que enfrentó: una hazaña que solamente ha ocurrido en otras dos ocasiones en más de 90 años que tiene el circuito profesional.

Aquella noche, los Rieleros vencieron 3-0 al México, pero la estrella fue Piña, quien apenas unos años antes lanzaba en Grandes Ligas para los Atléticos de Oakland, donde también conquistó la Serie Mundial.

Años después, el 14 de mayo de 1985, el estadounidense Derek Bryant se convirtió en el primer jugador en pegar cuatro cuadrangulares en un mismo compromiso de la Liga Mexicana. Bryant, quien actuaba para los Astros de Tamaulipas, se voló la barda en cuatro oportunidades para darle la victoria a su escuadra 13-12 sobre Rieleros.

Curiosamente la hazaña sería empatada años después en el Romo Chávez por otro estadounidense. Roy Johnson, cañonero de los Piratas de Campeche, que también se fue cuatro veces para la calle, el 24 de abril de 1991.

Por supuesto debe mencionarse el único campeonato conquistado por Rieleros de Aguascalientes, obtenido  el 9 de septiembre de 1978,  ante un lleno en las tribunas del Romo Chávez, superando al Unión Laguna.

También el parque de la colonia Héroes ha sido sede de campeonatos mundiales con límite de edad, escenario de conciertos musicales y hasta en alguna ocasión recibió partidos amistosos de futbol. 

Un foro que, como muchos otros, ha permanecido cerrado a últimas fechas; abanicado por la pandemia.