71% de familias de CDMX con niños o adolescentes tuvo una reducción en sus ingresos por pandemia: UNICEF

71% de familias de CDMX con niños o adolescentes tuvo una reducción en sus ingresos por pandemia: UNICEF

Redacción

Ciudad de México.- Los hogares en la Ciudad de México siguen enfrentando múltiples efectos de la pandemia por COVID-19 aunque presentan también mejoras en la reactivación de la actividad económica y la ocupación laboral, señala la edición más reciente de la encuesta #ENCOVID19CDMX, desarrollada por el gobierno de la Ciudad a través su Consejo de Evaluación del Desarrollo Social (Evalúa CDMX) en colaboración con UNICEF (el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia) y el Instituto de Investigaciones para el Desarrollo con Equidad (EQUIDE) de  la Universidad Iberoamericana.

Los resultados, correspondientes al levantamiento realizado entre el 29 de noviembre y el 10 de diciembre de 2020 en hogares de la capital, muestran que entre julio y diciembre el porcentaje de población desocupada en la Ciudad de México se redujo de 10 a 6%. En cuanto ingreso familiar, el 62% de los hogares reportan reducciones de los ingresos desde el inicio del confinamiento. Entre aquellos que reportaron menores ingresos, el promedio de pérdida fue de 45%, lo que representa una mejora respecto a al mes de julio, cuando la pérdida promedio reportada fue de 49%.

Es notable que en los hogares con niñas, niños o adolescentes se evidencian mayores impactos, pues el 71% reportó una reducción en el ingreso familiar. Entre ellos, el 40% declaró que algún miembro perdió su empleo o fuente de ingresos, en contraste con el 35% en los hogares integrados exclusivamente por adultos.

“Resaltar las afectaciones de los hogares con niñas, niños y adolescentes es esencial para poder atender sus principales necesidades en el contexto de la pandemia, y desde UNICEF hemos visto que el gobierno de la Ciudad está tomando en cuenta esta información muy atentamente”, resaltó Catalina Gómez, Jefa de Política Social de UNICEF México. “Por ejemplo, ha implementado transferencias monetarias temporales y ha expandido programas de asistencia alimentaria, entre otros, para mitigar los efectos negativos de la pandemia en familias con niñas, niños y adolescentes”, añadió.

La #ENCOVID19CDMX también registra altos niveles de ansiedad y depresión entre las personas entrevistadas. En diciembre 2020, el 32% presentaban síntomas severos de ansiedad y el 25% de depresión.

Respecto a los contagios, la encuesta encontró que el 97% de quienes presentaron síntomas permanecieron en casa y en el 76% de los hogares que reportaron integrantes con síntomas graves las personas afectadas pudieron realizarse pruebas diagnósticas. Una de cada dos personas con síntomas de COVID-19 se comunicó con LOCATEL o con otros servicios de detección del Gobierno de la Ciudad de México, y el 73% se mostró satisfecho o muy satisfecho con los servicios recibidos. Entre quienes asistieron al médico, el 76% expresó sentirse satisfecho o muy satisfecho con la atención recibida.

En diciembre pasado, la seguridad alimentaria (entendida como la capacidad de acceso a alimentos suficientes y nutritivos) se mantuvo a niveles similares a los de julio, con el 36% de los hogares encuestados manifestando no padecer preocupación o limitaciones en la cantidad y calidad de sus alimentos, aunque por otra parte sólo el 27% de aquellos con niños, niñas o adolescentes manifestó contar con esa seguridad.

Los levantamientos de julio y diciembre de 2020 de la #ENCOVID19CDMX permiten conocer cómo han evolucionado los efectos de la pandemia en el bienestar en los hogares de la Ciudad de México, y especialmente entre las familias con niñas, niños y adolescentes.

“La pandemia ha tenido efectos negativos importantes en los hogares de la Ciudad de México. Resalta, sin embargo, un impacto diferenciado y mayor en hogares con niños, niñas y adolescentes”, dijo Graciela Teruel, Directora del EQUIDE.

Más allá del bienestar general en el hogar, la encuesta identifica además que en el 14% de los hogares de la Ciudad, algún niño, niña o adolescente dejó de estudiar en el actual ciclo escolar (2020-2021). Entre los que reportan abandono escolar, las razones mencionadas son la falta de recursos económicos (31%), carencia de internet o computadora (21%) o sentir que no estaban aprendiendo (9%).

En los hogares con niñas, niños y adolescentes que permanecieron en la escuela, el 96% lo hizo mediante educación a distancia, el 77% por internet y el 21% mediante televisión. En estos hogares, el 76% reportó contar con recursos suficientes para continuar la educación a distancia, mientras que el resto señaló que sus limitaciones son la falta de acceso a internet (52%), carecer de computadora (51%) y falta de seguimiento por parte de los maestros (31%).

Al preguntar sobre la valoración del aprendizaje de los niños con las clases a distancia respecto a las clases presenciales, el 19% de los hogares considera que es mejor o mucho mejor, el 8% regular, el 58% peor y el 15% mucho peor.

En la Ciudad de México, la presencia de programas sociales o apoyos por la pandemia se ha mantenido. El 45% de los hogares reportaron beneficiarse de algún programa o apoyo, y la proporción aumenta a 49% al tratarse de hogares de bajos recursos. Cuando se les preguntó a los beneficiarios sobre la importancia de estos programas para su hogar, el 91% los calificó de importantes. Entre los hogares encuestados, el 67% de los que incluyen niñas, niños o adolescentes reportó beneficiarse de algún programa social, cifra superior al promedio.

“En el contexto nacional, la Ciudad de México destaca como la entidad federativa que ha realizado el mayor esfuerzo presupuestario para proteger el ingreso y el bienestar de los hogares con niños, niñas o adolescentes, un modelo de buena práctica incluso a nivel internacional”, señaló Araceli Damián González, Directora General del Evalúa CDMX.