6 muertos deja choque entre autobús de pasajeros y camioneta en Zacatecas

6 muertos deja choque entre autobús de pasajeros y camioneta en Zacatecas

La Jornada

Río Grande, Zac.- Seis muertos y cuatro heridos fue el saldo de un choque la madrugada del sábado entre un autobús de la línea Chihuahuenses y una camioneta de la funeraria Núñez, en el tramo carretero que conecta a los municipios de Río Grande y Juan Aldama, a 194 kilómetros al poniente de la capital de Zacatecas.

El accidente ocurrió cuando el autobús procedente de la capital de Chihuahua, número económico 2042, con cinco pasajeros y el chofer, se dirigía a la Ciudad de México en la carretera federal 49, y se impactó contra la carroza funeraria que presuntamente invadió el carril.

Por el impacto murieron un pasajero y el conductor del autobús de forma instantánea. Protección Civil reportó que tres de los cuatro lesionados fueron atendidos en el lugar, mientras uno de ellos fue trasladados a Río Grande para su atención médica, debido a que su estado de salud fue reportado como grave.

Las autoridades estatales detallaron que en la carroza viajaban dos hombres y dos mujeres, todos originarios del municipio de Miguel Auza, Zacatecas, quienes también fallecieron por la colisión cuando trasladaban el cadáver de un familiar suyo desde la ciudad de Fresnillo.

Al lugar acudieron unidades de Protección Civil de Juan Aldama, Miguel Auza y Río Grande, así como de las corporaciones policiales municipal, estatal y federal, junto con elementos ministeriales y de servicios periciales para las diligencias correspondientes.

En el estado de México, al menos 35 pasajeros resultaron lesionados luego de que un au- tobús de turismo se quedó sin frenos en la autopista México-Puebla, informó la Policía Federal sector caminos y elementos de auxilio de los municipios de Chalco e Ixtapaluca.

Alrededor de las ocho horas del sábado, a la altura del kilómetro 47, a unos 14 kilómetros de la caseta de cobro de San Marcos Huixtoco, en el autobús de la marca Volvo, placas 15R3T, viajaban 43 pasajeros, quienes se dirigían a la Ciudad de México, cuando el chofer Antonio Garrido Hernández tuvo que usar la rampa de emergencia al detectar una falla mecánica en el sistema de frenado.

El autobús detuvo su marcha, y al derrapar sobre la rampa de arena 35 pasajeros resultaron con golpes contusos y otros ocho requirieron ser trasladados a diversos hospitales de la región.

Al lugar arribaron policías federales al mando de Ariel Valdepeña González con apoyo de cuatro elementos en las patrullas 12808 y 12802, quienes detuvieron al chofer de 46 años, a quien trasladaron a la agencia del Ministerio Público para deslindar responsabilidades.