25 ciudades concentran las mayores emisiones contaminantes en el mundo

25 ciudades concentran las mayores emisiones contaminantes en el mundo

Redacción

Un nuevo estudio publicado en la revista Frontiers in Sustainable Cities presenta el primer balance global de gases de efecto invernadero (GEI) emitidos por las principales ciudades del mundo. El objetivo era investigar y monitorear la efectividad de las políticas históricas de reducción de GEI implementadas por 167 ciudades distribuidas globalmente que se encuentran en diferentes etapas de desarrollo.

En 2015, 170 países de todo el mundo adoptaron el Acuerdo de París, con el objetivo de limitar el aumento medio de la temperatura global a 1,5 °C. Tras el acuerdo, muchos países y ciudades propusieron objetivos para la mitigación de los gases de efecto invernadero. Sin embargo, el Informe sobre la Brecha de Emisiones 2020 del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente muestra que, sin acciones drásticas y estrictas para mitigar la crisis climática, todavía nos dirigimos a un aumento de temperatura de más de 3 °C para fines del siglo XXI.

Las ciudades, grandes emisores de GEI

Si bien solo cubren el 2 % de la superficie de la Tierra, las ciudades son grandes contribuyentes a la crisis climática. Pero los objetivos de mitigación de GEI urbanos actuales no son suficientes para lograr los objetivos de cambio climático global para fines de este siglo. “Hoy en día, más del 50 % de la población mundial reside en ciudades. Estas son responsables de más del 70 % de las emisiones de GEI y comparten una gran responsabilidad en la descarbonización de la economía mundial. Los métodos de inventario actuales utilizados por las ciudades varían globalmente, lo que dificulta evaluar y comparar el progreso de la mitigación de emisiones en el tiempo y el espacio “, explica el coautor Dr. Shaoqing Chen, de la Universidad Sun Yat-sen, China.

Resultados principales del trabajo

Como ya hemos comentado, los resultados revelaron que tan solo veinticinco ciudades representaron el 52 % de las emisiones GEI urbanas. Además, tomando los datos de emisión en función del número de habitantes, se observó que las ciudades de Europa, Asia y EE UU tienen emisiones per cápita significativamente mayores que las de áreas en desarrollo.

Las principales de fuentes de emisión que contribuyen al cambio climático en las ciudades son el transporte y la llamada ‘energía estacionaria’, incluye las emisiones de la quema de combustible y el uso de electricidad en edificios residenciales e institucionales, edificios comerciales y edificios industriales, y que contribuyó a entre el 60 y el 80% de las emisiones totales en las ciudades de América del Norte y Europa. En un tercio de las ciudades, más del 30% de las emisiones totales de GEI procedían del transporte por carretera. Mientras tanto, menos del 15% de las emisiones totales provinieron de ferrocarriles, vías navegables y aviación.

Acciones para mitigar el cambio climático

De las cuarenta y dos ciudades que tenían datos rastreables de series de tiempo, treinta disminuyeron las emisiones anuales de GEI durante el período de estudio. Aunque en varias ciudades, por el contrario, se detectó un aumento de las emisiones.

Del total de las ciudades analizadas, 113 establecieron algún tipo de objetivo de reducción de emisiones, mientras que tan solo cuarenta tienen como meta la neutralidad en carbono.

Las más contaminantes

Los resultados mostraron que tanto los países desarrollados como en desarrollo tienen ciudades con altas emisiones totales de GEI, pero que las megaciudades de Asia (como Shanghai en China y Tokio en Japón) eran emisores especialmente importantes. El inventario de emisiones per cápita mostró que las ciudades de Europa, los EE. UU. y Australia tenían emisiones significativamente más altas que la mayoría de las ciudades de los países en desarrollo. China, clasificada aquí como un país en desarrollo, también tenía varias ciudades donde las emisiones per cápita coincidían con las de los países desarrollados. Es importante señalar que muchos países desarrollados subcontratan cadenas de producción con alto contenido de carbono a China, lo que aumenta las emisiones relacionadas con las exportaciones de este último.

Las cuatro ciudades principales con la mayor reducción per cápita fueron Oslo, Houston, Seattle y Bogotá. Por el contrario, en Río de Janeiro, Curitiba, Johannesburgo y Venecia se produjo el mayor aumento de emisiones per cápita.

Con información de Muy Interesante