Lo que las lesbianas pueden enseñarte sobre el orgasmo femenino

Lo que las lesbianas pueden enseñarte sobre el orgasmo femenino

El Confidencial

“El cuerpo de mujer es un enigma para los hombres y el orgasmo femenino un galimatías tan solo desentrañable para los maestros del erotismo”. Existen multitud de clichés sobre sexo dedicados a explicar por qué los hombres son más propensos al orgasmo y, aunque pequen de reduccionistas, contienen una pequeña parte de verdad.
Aparte del laboral, las mujeres tienen otro techo de cristal por romper: el sexual. Los datos de la investigación publicada en ‘Archives of Sexual Behavior’ hablan por sí mismos: los hombres heterosexuales son los que más orgasmos tienen durante un encuentro íntimo, con casi un pleno de un 95%. Una diferencia sustancial con las mujeres heterosexuales, que quedan satisfechas en un 65% de las ocasiones. Algo está fallando cuando en un 30% de casos ellos alcanzan el clímax mientras que ellas no.

Las lesbianas entienden mejor los comportamientos de su pareja y cómo estas sensaciones construyen el clímax sexual

Pero esta encuesta presenta un giro inesperado: un 86% de las lesbianas asegura que siempre o casi siempre alcanzan el orgasmo. Lo más probable, por tanto, es que los genitales femeninos no tengan la culpa de esta brecha sexual. Se deduce del estudio que las mujeres heterosexuales tienen menos probabilidad de llegar al clímax durante el sexo, sí, pero también es igual de cierto que al decantarse por un hombre heterosexual, eligen tener sexo con el sector demográfico menos propenso para alcanzarlo. La peor pesadilla de los hombres.
No existe una fórmula mágica, ni florituras que memorizar, ni son necesarios unos conocimientos técnicos para desbloquear el misterio del clítoris. No obstante, los hombres pueden aprender una cosa o dos de las mujeres a las que les gusta lo femenino tanto como a ellos. En cuanto al orgasmo femenino, las lesbianas juegan en casa. Los autores del estudio argumentan que las mujeres pueden dar a sus compañeras más orgasmos que los hombres porque “las mujeres homosexuales están en una mejor posición para entender los diferentes comportamientos de su pareja (como, por ejemplo, la estimulación del clítoris) y cómo estas sensaciones construyen el clímax”.