15 años del Estadio Victoria: no siempre haciéndole honor al nombre

15 años del Estadio Victoria: no siempre haciéndole honor al nombre

Gilberto Valadez

 

 

El vals llega al Estadio Victoria.

Aguascalientes, Ags.- Este jueves el empastado de la colonia Héroes llega a sus 15 años de existencia desde la mudanza de los Rayos de Necaxa a Aguascalientes, pero donde en muchas ocasiones el nombre del propio aforo ha sido una contradicción.

Por este escenario, lo mismo han desfilados todos los equipos nacionales de los últimos tres lustros, la misma selección mexicana, escuadras internacionales, fue visitado por Diego Armando Maradona, pero también vivió muchos años en la sombra de la Liga de Ascenso, aún cuando fue concebido para duelos de Primera División.

 

Debut en la inauguración

 

La noche del 26 de julio del año 2003 fue inaugurado oficialmente el Estadio Victoria, quedando sellado de esta manera el cambio de sede para los Rayos de Necaxa, que desde su fundación en 1923 actuaban en la Ciudad de México. Esa noche, las Chivas de Guadalajara le arruinaron la fiesta a los nuevos anfitriones, venciéndoles por la mínima gracias a un gol de penal convertido por Jorge Barrera, quien no trascendería en el fútbol, aunque tiene un recuerdo que presumir a sus nietos.

Culminaba así un largo proceso de negociaciones para el cambio de plaza que inició desde el segundo semestre de 2001. Al frente del proceso se encontraba el entonces alcalde panista Luis Armando Reynoso Femat, quien luego presidió el Patronato de Fomento al Futbol el cual coordinó los trabajos de finalización  del inmueble. Una vez que el Victoria fuese inaugurado, Reynoso Femat colocó espectaculares con su foto en los costados del estadio. Un año después llegaría a la gubernatura, cobijado por el PAN con quien luego terminaría enfrentado.

 

Cuando D10s vino a Aguascalientes

 

En el aspecto deportivo, aunque los Rayos apenas avanzaron en un par de ocasiones a la liguilla sin trascender de la primera ronda, el primer lustro del Estadio Victoria mostró un balance de cierta forma positiva. Se presentaron cuadros como el As Roma de Italia, en un duelo amistoso de agosto de 2003 o el River Plate de Argentina, en julio de 2004. Necaxa calificaría a la Copa Libertadores en 2007 donde se dio el lujo de vencer al Sao Paulo, conjunto histórico del futbol de Brasil y hasta Hugo Sánchez llegó a ser director técnico del plantel en 2006.

Para el 27 de junio de 2004, la selección mexicana de futbol disputó un partido de eliminatoria en el Victoria, recibiendo a su similar de Dominica al cual vencieron sin problemas por 8-0.

Sin embargo, el punto de mayor atracción internacional para el Victoria ocurrió el 12 de abril de 2008 cuando el astro argentino Diego Armando Maradona visitó el inmueble y se le rindió un homenaje al medio tiempo de un intrascendente Necaxa contra Atlante.

Sólo que el llamado dios del futbol no quiso bajar a la cancha y tuvieron que hacerle el homenaje en un palco. Mucho se especuló qué tanto había aportado económicamente el gobierno de Reynoso Femat para que Maradona visitase Aguascalientes y acudir al Victoria.

 

Una temporada en el infierno

 

Sin embargo, el nombre del Estadio Victoria quedaría pocas veces demostrado y para finales de 2008 Necaxa fue cayendo en un tobogán que lo acercó a la tabla por el descenso: un fracaso deportivo que el club nunca había padecido en la Ciudad de México.

En el torneo Clausura 2009, los cuadros favoritos al descenso eran Ciudad Juárez y Puebla, pero el Necaxa fue acumulado tropiezos hasta ser el último de la tabla de cocientes y perder la categoría.

Aunque los Rayos volvieron un año después, perdieron nuevamente la división en 2011 y entonces comenzaron una larga temporada de sinsabores en la Liga de Ascenso que se extendió por cinco años, en la que perdieron finales incluso en casa y el Estadio Victoria dejó de ser considerado un referente del balompié o para otros espectáculos, pues cabe hacer mención que el aforo de la colonia Héroes también en su historia albergó conciertos de cantantes como Shakira o Luis Miguel, además del Tazón Azteca de 2006.

Nuevas esperanzas resurgieron en 2016 cuando el Necaxa por fin pudo ganar la categoría de ascenso y volver a la Primera División donde también –después de casi 15 años- pudo conquistar un torneo oficial de máxima categoría, obteniendo la Copa Mx 2008 venciendo al Toluca en la cancha del estadio que por fin pudo hacerle honor a su nombre: Victoria.