Una ‘bomba ciclónica’ amenaza a 70 millones de personas en EU

Una ‘bomba ciclónica’ amenaza a 70 millones de personas en EU

Expansión

Se espera que una intensa y feroz tormenta invernal, una “bomba ciclónica”, traiga ráfagas de viento con fuerza de huracán, condiciones de tormenta de nieve y una amenaza de inundación en una zona del corazón de Estados Unidos.

Una bomba ciclónica ocurre cuando hay una caída rápida de presión, cayendo al menos 24 milibares (que mide la presión atmosférica) durante 24 horas conocida como bombogénesis.

Se espera que la tormenta masiva impacte áreas como las Montañas Rocosas, las planicies del centro y el norte hasta el medio oeste superior con condiciones de ventisca y vientos que podrían soplar de 80 a 112 kilómetros por hora. Otros peligros incluyen nevadas intensas y tormentas severas con posibles tornados e inundaciones.

Las advertencias de tormentas y nevadas están vigentes para partes de Colorado, Wyoming, Nebraska y Dakota del Sur. Se esperan fuertes nevadas en partes de las Montañas Rocosas y las llanuras del norte, incluyendo Denver hasta el jueves.

El viaje será peligroso, si no imposible, a veces, a través del rango frontal donde se ha emitido la advertencia de ventisca. Las tormentas severas capaces de producir vientos dañinos, granizo y tornados se pronostican desde las llanuras del sur hasta el valle del río Mississippi.

Más de 45 personas millones están bajo una fuerte amenaza de viento; más de 10 millones están bajo amenazas de tormenta de invierno, y más de 15 millones están bajo una amenaza de inundación.

El Servicio Meteorológico Nacional en Boulder, Colorado, emitió un mensaje contundente el martes: “Cancele los planes de viaje el miércoles por la tarde y la noche, especialmente al este, y estén atentos para nuevas actualizaciones”.

Advirtió de carreteras heladas, intensas nevadas que cubren todo y vientos fuertes.

“Las fuertes nevadas y la visibilidad cerca de cero crearán condiciones de viaje extremadamente peligrosas, y también es posible que haya cortes de energía”, según el Servicio Nacional de Meteorología.

Viajes y escuelas afectadas

Más de 1,000 vuelos se cancelaron el miércoles, según FlightAware. La mayoría de esas cancelaciones se realizan en el Aeropuerto Internacional de Denver (DIA), donde está vigente una advertencia de ventisca. Southwest, Frontier y United han cancelado vuelos y es posible que haya más cancelaciones y retrasos, dijo DIA.

Múltiples distritos escolares de Colorado, incluidas las Escuelas Públicas de Denver están cerrados el miércoles “debido al clima severo y las condiciones de las carreteras”, anunció el distrito el martes.

Todos los eventos relacionados con la escuela y las actividades programadas para el miércoles también se cancelan. Denver está bajo una advertencia de ventisca, y se esperan acumulaciones de nieve de 12,5 a 20 centímetros.

Las tormentas eléctricas en partes de las planicies del sur darán paso el miércoles a vientos sostenidos de 56 a 72 kilómetros por hora similar a la fuerza de una tormenta tropical de baja gama. NWS ha emitido advertencias de fuertes vientos para más de 8 millones de personas.

Ráfagas de hasta 160 kilómetros por hora

Se esperan ráfagas de viento de 80 a 112 kilómetros por hora de la tarde del miércoles a la mañana del jueves en Colorado, Nuevo México, Texas y Oklahoma, dijo la meteoróloga de la CNN, Monica Garrett.

Algunas áreas podrían ver ráfagas de hasta 160 kilómetros por hora, lo que equivale a la velocidad del viento de un huracán de categoría 2.

Se pronostica que la tormenta se intensificará rápidamente durante la noche del miércoles al este de Colorado Rockies y avanzará lentamente de noreste a jueves, brindando una variedad de clima extremo desde Nuevo México hasta el medio oeste.

Se espera que la nieve disminuya para el mediodía del jueves, pero los vientos fuertes pueden persistir durante toda la noche.

Además, se han emitido avisos de inundación en todo el medio oeste y en las grandes llanuras en medio de la preocupación de que las fuertes lluvias derretirán la capa de nieve y provocarán inundaciones importantes.

Es posible que se produzcan inundaciones repentinas si los atascos de hielo obstruyen los ríos y arroyos, anotó el servicio meteorológico.

Haley Brink y Joe Sutton de CNN contribuyeron a este informe.

Aquí la nota: Expansión