Si viviera Sor Juana tendría twitter

Si viviera Sor Juana tendría twitter

El País

“No viajé hasta el 2018 para que los hombres sigan acusando a la mujer sin razón”, escribe Sor Juana Inés de la Cruz en su versión apócrifa y tuitera. El mensaje en menos de 220 caracteres hace referencia a uno de los poemas más conocidos de la escritora de la Nueva España:

“Hombres necios que acusáis/ a la mujer sin razón/ sin ver que sois la ocasión/ de lo mismo que culpáis”, escribía una de las poetas más importantes del Siglo de Oro mientras criticaba la doble moral que pesaba sobre las mujeres en una sociedad conservadora.

“Lo que más me apasiona de Sor Juana es que había en ella una intención de saber todo el tiempo. Cuando ella en una de sus últimas cartas le dicen que es una mujer soberbia ella se rebela contra eso y dice que atesora mucho el conocimiento que es algo muy importante en su vida”, explica Alejandra Arévalo, la responsable de dar voz a la Sor Juana tuitera del siglo XXI.

Arévalo, quién estudió literatura en Nuevo León y se especializó en la obra de Sor Juana Inés de la Cruz, forma parte de un colectivo feminista que busca visibilizar las obras de escritoras y que plantean un reto de leer diez libros en lo que ellas llaman, “maratón Guadalupe Reinas”. Diez libros en menos de un mes.

El amor por la lectura, llevó a Alejandra Arévalo a interpretar a su escritora favorita en las redes sociales y en menos de medio año la cuenta tiene más de 5.000 seguidores. Según Arévalo, la vida y obras de Sor Juana Inés de la Cruz, pese a los siglos que han pasado, siguen siendo muy actuales. “Me gusta mucho el perfil de una mujer inconforme en su época que quería saber. Que era muy brillante, muy segura de sí misma y talentosa. Ella lo sabía y prefirió meterse en un convento para seguir estudiando antes que el matrimonio”, explica la licenciada en  Literatura a Verne, vía telefónica.

“En Primero Sueño, uno de sus poemas más importantes, Sor Juana analiza que su conocimiento no tiene que ver con ser hombre o mujer. Ahora tenemos la posibilidad de acceder al conocimiento, antes las mujeres lo tenían más complicado”, dice Alejandra Arévalo, quien cree que si Sor Juana viviera en este tiempo, seguirían intentando buscarle un marido y ella seguiría luchando por ser independiente.

“Estoy convencida de que si existiera ahora, sería una mujer soltera, con sed de conocimiento y por supuesto sería feminista y tendría Twitter”, comenta Arévalo. “También sería proaborto y no es aventurado decir que posiblemente fuera lesbiana, después de ver las cartas que se escribía con la virreina. He investigado muchas historias de mujeres que vivieron juntas y fueron muy amigas como Virgina Woolf y Vita Sacville-West . Siempre hubo un afán de ocultar el lesbianismo y borrarlo de la historia”, dice Arévalo. “No creo que fuera aventurado que muchas mujeres optaran por la religión y el convento para no estar con hombres”.

Sor Juana Inés de la Cruz (1648-1695) fue una poeta y escritora de la Nueva España, monja jerónima que desarrolló su prolífica producción literaria durante el Barroco en el territorio que después se convertiría en México. Entre sus obras más conocidas destacan Los empeños de una casa, El divino Narciso o Neptuno alegórico.

Aquí la nota: El País