Se suicidó, tras hacer encuesta en Instagram para saber si “debía” hacerlo

Se suicidó, tras hacer encuesta en Instagram para saber si “debía” hacerlo

Crónica

Malasia.-El trágico hecho sucedió en Malasia. Una adolescente de 16 años se suicidó tras publicar en su cuenta de Instagram, una encuesta para preguntarle a sus seguidores si tenía que quitarse la vida o no.

Lo que más llamó la atención, es que el 69% de los usuarios que respondieron la encuesta votaron que tenía que suicidarse. Efectivos policiales del estado de Sarawak, situado al este de Malasia, dijeron que la adolescente, de quien no se reveló su nombre, publicó la encuesta en Instagram con el mensaje: “Realmente importante, ayúdeme a elegir D [death] / L [Life]”.
Después de que la mayoría de los usuarios le optaron, ella les hizo caso. Entonces, horas más tarde de la publicación, el 13 de mayo, la adolescente saltó desde el tejado de un edificio, supuestamente por propia voluntad.
En consecuencia del trágico desenlace, un abogado, Ramkarpal Singh, presentó una denuncia ante la justicia de ese país contra quienes votaron para que se quitara la vida, ya que según el letrado son culpables de incitar al suicidio.

Las autoridades de Malasia están preocupadas por el hecho ocurrido. (Imagen ilustrativa)
Singh, que además de es abogado es diputado en el estado noroccidental de Penang, cuestionó:

“¿La niña todavía estaría viva hoy si la mayoría de los cibernautas en su cuenta de Instagram la hubieran animado a no quitarse la vida? ¿Habría escuchado los consejos de los internautas para buscar ayuda profesional?. “¿El aliento de esos cibernautas influyó realmente en su decisión de quitarse la vida? Dado que el intento de suicidio es una ofensa en este país, se deduce que incitar al intento de suicidio también puede serlo”.
A pesar de que admitió que todavía es demasiado temprano para determinar qué le llevó a la adolescente a tomar esa decisión, el parlamentario señaló a medios locales que es posible que esta sufriera depresión.
Por otro lado, Syed Saddiq, el ministro de juventud y deportes de Malasia, expresó: “Estoy realmente preocupado por el estado de salud mental de nuestros jóvenes. Es un asunto nacional que debe tomarse en serio”.
Las leyes de Malasia castigan la incitación al suicidio de un menor de edad incluso con la pena de muerte.