Recompra de bonos del Nuevo Aeropuerto no impulsará mejora de calificación: Moody´s

Recompra de bonos del Nuevo Aeropuerto no impulsará mejora de calificación: Moody´s

El Economista

La oferta de recompra de bonos que lanzó el fideicomiso del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (MEXCAT), por 1,800 millones de dólares mejorará, si tiene éxito, las métricas crediticias de corto plazo de la deuda.

Pero no será un factor determinante para impulsar un cambio positivo en la calificación o perspectiva crediticia de los títulos, asegura la agencia Moody´s.

De acuerdo con la calificadora, la ausencia del proyecto original, esto es de la construcción del aeropuerto que se financiaría con los títulos, limita la posibilidad de rendimiento y expansión para la inversión, lo que tampoco ayuda a mejorar la calificación.

Como se recordará, la ganancia estimada para los bonos en su lanzamiento estaba vinculada a los ingresos de la Tarifa de Uso del Aeropuerto (TUA) en los siguientes cinco años. Al cancelarse el proyecto, esta ganancia queda limitada a la que se genere solamente de la operación del aeropuerto actual.

Los títulos de deuda referidos, que emitió el Mexcat  para financiar la construcción del Nuevo Aeropuerto, sufrieron una degradación de su calificación crediticia en la agencia el pasado 30 de octubre, que los dejo al borde de las emisiones especulativas, en “Baa3”, con perspectiva negativa.

De caer en el escalón de los bonos especulativos, o coloquialmente conocidos como “bonos basura”,  tendrían un riesgo elevado de impago tanto del capital como de los intereses. No obstante que para compensarlo, suelen ofrecen una rentabilidad elevada.

Impacto soberano

En un comunicado, la agencia detalló que la nota soberana de México sigue sin impacto tras la oferta lanzada de recompra y observa que hay una “suposición del moderado apoyo gubernamental implícito al Mexcat”.

Los analistas de la agencia estiman que será hasta enero de 2019, cuando terminará la oferta y será entonces cuando volverá a evaluar si la operación de recompra reduce efectivamente la deuda y fortalece las métricas crediticias del Fideicomiso.

Moody´s convocó a una Conferencia de prensa para el martes 4 de diciembre, para dar detalles sobre el impacto de la operación, en lo que será un segundo acercamiento de analistas de la agencia con medios, en 33 días para dejar clara la posición crediticia del soberano y los títulos de deuda ligados al proyecto del nuevo aeropuerto.

Moodys es la agencia que tiene a México con la más alta calificación, en el escalón de los emisores “A”, que son los de alta solvencia. En este escalón se encuentran países como Malasia, Malta, Lituania, Letonia, Islandia y Perú.