¿Qué hace tan especial a Otto Granados?

¿Qué hace tan especial a Otto Granados?

Impacto

Ex secretario particular de Jesús Reyes Heroles en Educación, ex Oficial Mayor de Programación y Presupuesto con Salinas y ex gobernador de Aguascalientes es el rostro que no se ve, pero cuya mano se siente en la SEP

Por Juan Bustillos

¿Qué hace tan especial a Otto Granados al grado que 2 presidenciables disputaran su colaboración?

No es información conocida que el experto en comunicación de Carlos Salinas (fue su jefe de prensa en la campaña presidencial contra Cuauhtémoc Cárdenas y Manuel Clouthier, y director de Comunicación Social en Los Pinos) fuera disputado cuando se desempeñaba como embajador en Chile por Manlio Fabio Beltrones y Aurelio Nuño, y que, como salta a la vista, ganó el secretario de Educación Pública.

A pesar del brillante y leal desempeño de Beltrones en la Cámara de Diputados, consiguiendo la aprobación de todas las iniciativas de reformas comprometidas en el Pacto por México, en el círculo cerrado del Presidente Peña Nieto, con excepción del jefe de la Oficina de la Presidencia, Aurelio Nuño, siguieron mirándolo con recelo; quizás lo hacen, hoy, con mayor intensidad por su condición de competidor.

Es un hecho que durante los 3 años de la Legislatura pasada, sólo el Presidente y Nuño lo trataron bien; esto dio pie a que el coordinador de los diputados priístas y el jefe de la Oficina de la Presidencia se reunieran, con inusitada frecuencia, 2 o 3 veces al mes.

Debió ser difícil para Aurelio escuchar que Manlio tenía planes de incorporar a Otto en la Fundación Colosio del PRI cuando él ya sabía que sería secretario de Educación y que le habían concedido que el embajador en Chile fuera su Subsecretario de Planeación.

Un día, Otto recibió en Chile la llamada y regresó de inmediato al país; su retorno y nueva asignación fue tan inesperada que no pudo habitar su casa, pues la tenía en renta y debió alojarse en el primer departamento que consiguió; al día siguiente tomó posesión como Subsecretario.

Hoy, el ex secretario particular de Jesús Reyes Heroles en Educación, ex Oficial Mayor de Programación y Presupuesto con Salinas y ex gobernador de Aguascalientes, es, a la manera que Abraham Talavera decía ser en Gobernación, el rostro que no se ve, pero cuya mano se siente en la SEP.

¿Para qué lo quería Manlio y para qué lo ganó Aurelio?

Otto, desde luego, tiene la fama bien ganada de haber iniciado la transformación de Aguascalientes en una entidad pujante y uno de sus bagajes es su relación con las universidades. Manlio lo quería para llevar a éstas el mensaje de la transformación del país a partir de las reformas estructurales.

Hoy realiza él, personalmente, esta encomienda ante diversos auditorios, en especial los organismos del sector privado; de hecho, el presidente del PRI es quien mejor explica la trascendencia de la febril reforma constitucional de inicios de sexenio.

Aurelio trajo a Otto con el pretexto de poder utilizar su relación con el ámbito nacional de la educación superior, pero el mejor equipaje del Subsecretario Granados es su experiencia en comunicación en precampañas y campañas presidenciales. Estuvo con Salinas, pero también con Arturo Montiel, que por poco fue candidato del PRI en lugar de Roberto Madrazo.

Es esta circunstancia, en la que no hay muchos expertos, la que lo hace tan especial, y por eso la disputa de su colaboración y la renovación de la Subsecretaría que le dio Nuño.