¿Pesarse todos los días es bueno o malo?

¿Pesarse todos los días es bueno o malo?

Muy Interesante

Una reciente investigación pone a prueba una nueva estrategia para prevenir el aumento de peso durante las vacaciones y propone un mecanismo psicológico que explica por qué la estrategia puede funcionar.

Las investigaciones muestran que, en promedio, ganamos entre 0,4 y 1 kilogramo de peso por año. Aunque quizá nos parezca una cantidad pequeña, el aumento de peso persistente puede conducir a la obesidad con el paso del tiempo.

La mayoría de nosotros estamos familiarizados con el aumento de peso en las vacaciones. Ahora, un nuevo trabajo que publica la revista Obesity sugiere que pesarnos todos los días podría ser una forma efectiva de prevenir el aumento de peso.


Estrategias de pérdida de peso

Para su estudio, los investigadores reclutaron a 111 adultos que tenían entre 18 y 65 años de edad. Los participantes se pesaron con diversos grados de frecuencia entre mediados de noviembre de 2017 y principios de enero de 2018. Se solicitó a los participantes que completasen tres visitas: una justo antes de la temporada de vacaciones, otra inmediatamente después y la tercera 14 semanas después. También pidieron a los voluntarios que usaran una escala Likert para evaluar la frecuencia con la que se pesaban.

Durante el estudio, los investigadores pidieron a los participantes que intentaran mantener su peso inicial durante el período de estudio, pero no les ofrecieron ningún consejo sobre cómo hacerlo. Por lo tanto, cada participante tenía la libertad de elegir el método que deseara, ya fuera hacer ejercicio o hacer dieta.

Los investigadores compararon sus resultados con un grupo de control que no recibió ninguna instrucción.

Al final del período de estudio, los que se pesaron cada día y obtuvieron una representación gráfica de sus cambios de peso mantuvieron el mismo peso que tenían al inicio o incluso perdieron peso.

“Tal vez se ejerciten un poco más al día siguiente (después de ver un aumento de peso), o observan con más cuidado lo que están comiendo”, comenta Jamie Cooper, del Departamento de Alimentos y Nutrición de la Universidad de Georgia (EE. UU.).

En contraste, los participantes que no se pesaban a sí mismos todos los días ganaron peso.

La autopercepción es clave para perder peso

Michelle vanDellen, coautora del estudio, explica los mecanismos psicológicos que podrían estar en juego detrás de estos resultados: “Las personas son realmente sensibles a las discrepancias o diferencias entre su ser actual y su estándar u objetivo. Cuando ven esa discrepancia, tienden a llevar a un cambio de comportamiento. Pesarse actúa de una manera realmente clara en el comportamiento“.

“La replicación en estudios más grandes con participantes más diversos ayudaría a determinar la generalización de este enfoque para la prevención del aumento de peso”, comenta Susan Yanovski, investigadora de obesidad en el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales.

“Las vacaciones y los días de fiesta son probablemente las dos épocas del año en que las personas son más susceptibles al aumento de peso en un período de tiempo muy corto”, concluye Cooper. “Las vacaciones pueden tener un gran impacto en la salud a largo plazo de cualquier persona”.

Así las cosas, este experimento demuestra que pesarse cada día durante las vacaciones, podría ser una buena herramienta para prevenir el aumento de peso.

Aquí la nota: Muy Interesante