Los incendios en Bolivia se han señalado como incontrolables

Los incendios en Bolivia se han señalado como incontrolables

Redacción

La Paz.- Expertos internacionales han sugerido utilizar tractores para aislar las llamas que afectan desde hace dos meses a Bolivia, ya que el fuego se ha vuelto incontrolable a pesar del trabajo realizado con grandes aviones cisterna.

“Los expertos indican que es imposible controlar el fuego desde tierra y con la mano del hombre y sugieren usar maquinaria pesada, orugas para abrir brechas” y aislar el avance de las llamas, dijo a la prensa el gobernador de la provincia oriental de Santa Cruz, Rubén Costas.

Ante esta situación, se presentan varios factores perjudicantes como las altas temperaturas de hasta 40 grados, la baja humedad, los fuertes vientos que propagan las llamas en la maleza seca, donde se han creado bolas de fuego de hasta 12 metros.

Expertos enviados por Estados Unidos están evaluando la situación. Aunque no han hablado, explicaron a las autoridades que se trata de uno de los incendios más grandes registrados en los bosques tropicales próximos a la línea del Ecuador.

La zona más afectada es un bosque seco único ubicado a los pies de la cordillera de los Andes conocido como Chiquitanía. Está conformado por unos 20 millones de hectáreas hasta unirse a la selva amazónica de Brasil y Bolivia.

Es una región de agricultores y ganaderos en la provincia de Santa Cruz, motor agroindustrial del país, donde en los últimos años se asentaron empresas y colonos atraídos por políticas a favor de la expansión agrícola, según expertos ambientalistas y autoridades de esa región.

Los incendios comenzaron con quemas provocadas intencionalmente por agricultores y ganaderos para renovar pasturas y eliminar barbechos, sin embargo el hecho se salió de control gracias a las sequías resultantes del cambio climático.

Un reciente decreto del gobierno permite las quemas controladas con fines agrícolas. El presidente Evo Morales dijo que el fuego se exacerbó por el calentamiento global y culpó a las potencias industriales.

Los alcaldes de pequeñas localidades afectadas han pedido al gobierno declarar el “desastre nacional” para movilizar ayuda porque agotaron su presupuesto en comida y suministros para los bomberos.

También, los indígenas agrupados en la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia anunciaron una marcha de protesta desde el 16 de septiembre hasta Santa Cruz en rechazo a la “destrucción” de su bosque.

“Si no somos escuchados continuaremos nuestra marcha hasta La Paz”, dijo Beatriz Tapanache, cacique de la Nación Chiquitana.

Analistas políticos opinaron que la destrucción del bosque podría pasar factura al mandatario que se postula a una cuarta reelección en unos reñidos comicios que se celebrarán el 20 de octubre.

En tanto, para combatir los incendios, Rusia envió a su avión cisterna más grande y unirse a otro estadounidense, el cual trabaja desde hace 20 días. Con ellos también se sumaron tres helicópteros especializados provenientes de Canadá.

Más de 2.000 bomberos trabajan en tierra.

Con información de AP News.