Los avatares del “líder“ de MORENA en Ags durante la visita de AMLO a esta ciudad

Los avatares del “líder“ de MORENA en Ags durante la visita de AMLO a esta ciudad

El Clarinetero

Aguascalientes, Ags.- Aldo Ruiz Sánchez el gris dirigente de MORENA sufrió varios traspiés la tarde de este sábado durante la visita de Andrés Manuel López Obrador el virtual candidato a la presidencia de la República por su partido y también por el Partido del Trabajo y por el Partido Encuentro Social.

El más grave de todos fue sin duda y debe tenerlo en cuenta que precisamente a quien dice idolatrar, es decir al propio López Obrador que no lo conoce.

Cuando el tabasqueño terminaba su largo discurso de más de una hora y comenzó a mencionar a los invitados especiales al mitin que encabezó en la explanada del templo de San Marcos ante más de 4 mil personas, muchos de ellos acarreados desde los municipios del interior por cierto y de colonias del oriente de esta ciudad tuvo que sacar un papel para leer quienes lo acompañaban en el templete.

Tras citar los nombres de varios diputados de la Ciudad de México, tocó el turno del “líder“ estatal del Movimiento de Regeneración Nacional, leyó el nombre en un papelito que sostenía con su mano izquierda para nombrar a Ruiz Sánchez con un tono de voz un tanto apagado que se tuvo que fletar y aguantar de pie en segunda fila.

Sin embargo todo lo contrario fue cuando mencionó a Nora Ruvalcaba enemiga de Aldo Ruiz y hasta López Obrador alzó la voz en el micrófono para decir “nuestra amiga“, lo que hizo fruncir el ceño al presidente del Comité Ejecutivo Estatal de este instituto político, la excandidata a gobernadora y exdirigente de este partido que sí estaba en primera fila sonrío oronda al escuchar la deferencia de su jefe político.

Antes también tuvo una fricción con el amparado Héctor Quiroz el líder local del Partido del Trabajo, a quien por sus pistolas no permitía subir al templete y más allá de ello, no solo si subió, sino que hasta uso el micrófono para dirigirse a los miles de presentes, para la muina de Ruiz.

Al concluir el masivo evento, no lo quedó más que rumiar su molestia y buscar cobijo al entrometerse entre una plática que sostenía su padrino político, David Monreal con su hermano y quien de veras si le sabe al tema de la operación política, Ricardo Monreal.

Así fue la aciaga tarde del equis dirigente morenista del estado que es cuestionado por muchos, pero para su fortuna es sostenido por algunos cercanos al dueño de la franquicia a nivel nacional, pese a que su actuar deje mucho pero mucho que desear.

+En la imagen Aldo Ruiz de bigote, camisa blanca y chaleco guinda abierto, rumiando su coraje.