Tres niñas indígenas nahuas en el interior de su casa. México cuenta con tasas de pobreza infantil superiores al 20% segun informe para el desarrollo 2004 de la ONU.

La pobreza impide que las personas sean más inteligentes

Plan Emprendedor

Florida, Estados Unidos.- Lo que antes era un mito a voces, tal parece que es una realidad muy incómoda ya que el estatus social pudiera incide de forma directa en nuestra capacidad cognitiva, lo que eventualmente nos hace menos inteligentes.

Los estigmas sociales relacionados con el desarrollo de las personas siempre han estado en juicio, tanto de moral como mental, ya que resulta increíble que haya una limitante que impida a quienes buscan surgir en esta vida.

Pero claro, esto se da en situaciones extremas en donde el clima familiar es adverso y por consiguiente limite al o los integrantes a tal modo que les sea imposible alcanzar un grado de inteligencia adecuado para sobrevivir en este mundo.

Según los expertos de la Universidad de Miami, quienes llevaron a cabo un extenso estudio para demostrar las implicaciones de la pobreza y la capacidad intelectual de las personas, llegaron a la conclusión que dicho estatus social puede incidir de manera negativa en el desarrollo de las habilidades de las personas.

Debido a que el estilo de vida poco saludable propio de los menos afortunados así como una mala vivienda y alimentación, además del desarrollo en un entorno adverso, pudiera dar origen a problemas como el tabaquismo, el alcoholismo entre otros.

Esto eventualmente tiene efectos negativos en la salud, y por consiguiente en la forma en cómo nos desarrollamos ya que no obtenemos los conocimientos adecuados para ser mejores personas y más capaces referente al resto del mundo.

Esta investigación liderada por Zeki Adina Al Hazzouri empezó en 1985 y contó con más de 3500 personas adultas, quienes fueron sometidos a un extenso rastreo de sus ingresos además de la detección de señales sobre el “envejecimiento cognitivo”.

Según American Journal of Preventative Medicine, donde fue publicado el estudio, indica que esta tendencia es percibida sobre todo en personas con alto nivel educativo pero que vive en condiciones precaria, lo que hace que su capacidad intelectual baje cuando atraviesan momentos muy difíciles.

Pero esto no quiere decir que quienes presenten una baja en sus procesos cognitivos acaben en la pobreza ya que esto se presenta más en las personas que durante toda su vida han tenido muchísimas necesidades y dificultades para tener una buena vida.

Estas personas que vivieron en la pobreza toda su vida, presentaron problemas muy serios en las pruebas de memoria más que aquellas que no han experimentado una vida sin bajos ingresos.

A esto se le suma al bajo procesamiento de datos por parte de los individuos con pocos ingresos, por lo que su desarrollo de la función directiva se veía ampliamente afectado y por consiguiente su nivel de intelectualidad era igualmente bajo.

¿Buscas Trabajo?