La malquerida

La malquerida

El Música

Aguascalientes, Ags.- La diputada por Nueva Alianza, Juana Alicia Espinosa de los Monteros y Ortiz se ha convertido en la malquerida, auténticamente está cosechando lo que sembró, puro odio.

La legisladora turquesa cuando fue secretaria general del SNTE siempre y hasta la fecha se destacó más que otra cosa por sus malos modos, por su pésimo trato hacia el gremio magisterial, su carácter la hundió.

No aprendió el sabio refrán mexicano que reza “se ganan más moscas con miel que con hiel“, ahora la diputada está en el ojo del huracán, luego de que había pactado con el grupo político al que pertenece al de Heriberto Gallegos que a mediados del año pasado dejaría su curul a su suplente y no cumplió.

Eso le trajo inconformidades por faltar a su palabra y ahora Gallegos Serna también exdirigente del SNTE busca deshacerse de ella a toda costa y más en tiempo electoral, sabe que con la maestra al lado suyo va a encontrar más restas que sumas.

Espinosa de los Monteros tiene pleitos con Juan y Pedro, con quien se le ponga enfrente choca, tiene diferencias con su también antecesora, Silvia Luna, es rechazada por la mayoría de los maestros en Aguascalientes, su forma de ser déspota y grosera le han acarreado decenas de problemas, y aunque parece no importarle por su misma altanería y soberbia el tiempo le cobrará factura.

Apenas hace un mes, Mario Valdez Herrera el actual dirigente magisterial en el estado dejó entrever que acabando el fuero de la diputada neoaliancista es decir en octubre le sacarán a la luz el tan llevado y traído tema de la auditoría.

Si bien ella señala que no le interesa el resultado de esa fiscalización a su gestión en la cúpula magisterial, lo que sí comentan cercanos a ella es que sí sus familiares tienen deseos o necesidades fuertes tales como la compra de vehículos o pagos de fiestas, ella los solventa. Ahí puede estribar el hecho de que no haya querido separarse del cargo y dejar a su suplente como se acordó.

Algo tendrá que hacer Juana Alicia porque la venganza buscará su cabeza cuando concluya la 62 Legislatura y el manto del fuero deje de protegerla.