La burla

La burla

El Clarinetero

Aguascalientes, Ags.- La improvisación es algo que suele cobrar facturas a mediano, corto o largo plazo.

Desde febrero pasado despacha como responsable de la Delegación de la Profeco en la entidad, el guanajuatense, Carlos Olvera Avila a quien sus jefes deberían de ponerle un hasta aquí y para acabar pronto tendrían que cesarlo ipso facto.

Este funcionario federal más allá de que desconoce por completo las funciones de la delegación que seguramente por algún pago de favores lo mandaron a ese lugar a que calentara la silla porque es lo único que Olvera sabe hacer y eso a veces.

Si bien los principios de Morena según su líder máximo el presidente de la República son; No mentir, No robar y no traicionar. Seguro lo que le vamos a narrar a continuación encaja en alguno de esos fundamentos.

Resulta que en los primeros días de abril de este año recibió la visita de cortesía de directivos de la empresa del Palenque de la Feria de San Marcos, a quienes “amenazó“ con revisarlos de cabo a rabo para que estuvieran funcionando apegados a derecho, lo cual de entrada no esta mal.  Salvo que la dependencia a su cargo no tiene esa competencia.

Luego del desliz, finalmente mostró el cobre y el leonés días antes de concluir la verbena abrileña y obviamente cuando se dio cuenta de su error. Pero no tuvo empacho y pidió unos boletos de cortesía a los operadores del Palenque.

Evidentemente lo mandaron al rancho que está adelante de San Juan de los Lagos. Para quienes no lo saben se llama igual que él del presidente de la República que tiene en Tabasco. (La chingada).

Pues bien, ese es un ejemplo del comportamiento de este funcionario de la Cuarta Transformación.

Este martes dio otra muestra de ser un completo neófito en el área que lo pusieron a encabezar.

Convocó a una rueda de prensa para “informar“ sobre las gasolineras que si venden litros de “ a litro“.

La reunión con los representantes de los medios de comunicación había sido programada originalmente este lunes. Sin embargo la canceló y la ofreció la mañana de este martes.

Cuando los reporteros llegaron a su oficina, Carlos Olvera les entregó en las manos copias de un par de boletines donde mostraba datos a nivel nacional y el otro con información de cuántas personas habían descargado la aplicación.

Cómo los reporteros le pedían datos de las gasolineras que no daban los litros completos y cuáles daban los precios más caros que otras les pidió a los reporteros “llamar a las oficinas centrales“ ya que les dijo que ahí les darían información más detallada sobre Aguascalientes. (Si para eso era la conferencia, mejor debió haber enviado unos correos electrónicos y hasta evita gastar papel, tinta y energía eléctrica por aquello de la austeridad).

Posteriormente le solicitaron información sobre quejas de comerciantes en altos cobros de parte de la CFE hacia comerciantes y casas habitación y les indicó que “era por monitoreo“ y que por “confidencialidad“ no podía dar datos.

De cualquier tema que fue cuestionado, Olvera Díaz no respondió y dijo no tener datos de cifras ni nombres de empresas sancionadas porque argumentó “que la Profeco esta en una transición normativa“.

La pregunta aquí es ¿Sirve Carlos Olvera para ser delegado de la PROFECO o solo esta cobrando por hacerle al fakir?

Más allá de la transparencia que se pregona en este gobierno federal, es evidente y claro que éste funcionario desconoce por completo y peor aún no se ve interesado en saber qué es lo que hace la institución a la cual presuntamente representa.

Por si fuera poco este servidor público trata con la punta del pie a propios y extraños, ya que su comportamiento con sus subordinados es bastante déspota.

Tras todo lo anterior juzgue usted amigo lector sí el señor está haciendo un trabajo por el cual debe cobrar o todo lo contrario.