Héctor Suárez sale del hospital

Héctor Suárez sale del hospital

Redacción
Ciudad de México.-Luego de haber sido sometido a una cirugía de vejiga y próstata el pasado 2 de septiembre, el actor  Héctor Suárez fue dado de alta, y en una sala del mismo hospital en el que se encontraba, ofreció una conferencia para platicar  sobre su estado de salud.
El primer actor, con el semblante aún cansado de la reciente cirugía, contó sobre el largo proceso que ha vivido tras haber recibido el diagnóstico del cáncer de vejiga que lo aquejaba, y cómo es que llegó a pedirle perdón a su cuerpo por haberlo descuidado por tanto tiempo.

“Han sido cuatro largos años con doce intervenciones, un proceso fuerte, pero nunca quise caerme”, comenzó diciendo el protagonista de películas mexicanas como El mil usos, quien narró que aún cuando ya sabía de su enfermedad, no dejó de trabajar en teatro al lado de su hijo Héctor, y que incluso, a los dos días de una cirugía, volvía a subir al escenario: “el público no se enteraba, no tiene por qué enterarse de nada, él paga porque lo diviertas y esa es nuestra misión”.
El también productor de teatro, aseguró que cree en la fuerza y la energía del cuerpo y de la mente, y expresó que él habló con su cuerpo para sanarlo: “puedes hablar con tus células y nuestros órganos están escuchando, y de verdad obedecen; así estuve platicando con ellos, pues realmente quien atrasó todo esto, fui yo”, pues aseguró que esta operación debían habérsela realizado hace más de un mes, pero que él pidió tiempo para someterse a ella.
Explicó que cuando eso sucedió, el doctor le explicó que su vejiga y el colon ya estaban pegados, por lo que la cirugía representaba un alto riesgo, sin embargo, él se dio tiempo para hablar con su cuerpo:
“Me fui a mi casa a orar, a meditar, y a pedirle perdón a mi vejiga: ‘perdóname mi amor, me descuidé, te traté mal, te descuidé’. Y ese colon y esa vejiga que estaban unidos, se despegaron, y una operación que iba a durar 6 o 7 horas, duró 2 horas 20”
Afirmó que su vida va a continuar, y que no le teme a la muerte: “estoy preparado para irme en el momento en que me lo pida Dios”, sin embargo, afirmó que lo que sí le da miedo, es dejar a su familia: “me da terror dejar a mi nena de 8 años, a mi joven de 21, a mis hijos y a mi esposa”.
El histrión externó que vive el día a día: “cada vez que abro los ojos, es ese día, no vivo en el ayer ni en el futuro, el pasado ya se fue y yo soy la consecuencia de ese pasado, el futuro no sé qué pase, entonces, solo por hoy, voy a ser inmensamente feliz para mi familia, para mi trabajo, para mí y para ustedes”.
Entre otras cosas, Héctor Suárez agradeció no solo a Dios y a su familia, sino a la ANDA, quien aseguró, lo apoyó en todo momento con los gastos de sus cirugías: “llevo 61 años de actor y en las asambleas de la ANDA fui de los que firmó porque los compañeros que tuviéramos recursos para nuestras operaciones, lo hiciéramos, y dejáramos el apoyo para quienes no pudieran ni siquiera comprar sus medicinas. Esta vez, yo era el que no tenía para pagar mis operaciones”.
Externó que se acercó a a la Asociación Nacional de Actores para pedir ayuda: “fui con toda humildad y les dije ‘compañeros, nunca he pedido ni una aspirina, pero en esta ocasión necesito de su ayuda’. Y me dijeron ‘señor Suárez, lleva 60 años cotizando, pero en especial, usted, es un compañero honorario’, y me han tratado como nunca en mi vida me han tratado en ningún otro hospital Dios bendiga a mi sindicato, porque sin ellos, ya me hubiera muerto”, finalizó el creador de entrañables personajes como ‘El negro Tomás’, ‘El no hay’, ‘el Flanagan’ y muchos más.
Por su parte, su hijo, Héctor Suárez Gomís, quien a través de sus redes sociales mantuvo al público al tanto del estado previo y posterior a la operación de su padre, emitió un comunicado en el que agradecía las oraciones que el público y amigos habían elevado para su recuperación:
“Quiero agradecer a todos los compañeros actores, compañeras actrices, productores y directores que se hicieron presentes para compartir su preocupación, mandarle bendiciones y recordarle el cariño y admiración que sienten por él.
Agradezco también a toda la prensa en general, no sólo a la de espectáculos por estar pendientes de mi papá y por informar y cubrir con mucho respeto y cariño su estado de salud. Mención aparte merecen todos los reporteros y camarógrafos que pasaron horas haciendo guardia en la banqueta de enfrente del hospital. Gracias por ejercer su profesión con dignidad y amor.
Finalmente, agradezco desde el fondo de mi corazón a toda la gente que se manifestó regalándonos palabras de cariño, compartiéndonos que estaban rezando y prendiendo veladoras para pedir por él.
Ningún miembro de la familia vamos a olvidar jamás toda esta manifestación de amor”.

Con Información de TVyNovelas