Espejitos por votos para este dos de junio

Espejitos por votos para este dos de junio

Desde mi balcón

Jorge Arturo Ferreira Garnica

Aguascalientes, Ags.- Estoy convencido de que la desproporcionada saturación de las frecuencias de radio y televisión por los miles de spots difundidos a partir de iniciado el actual proceso electoral en Aguascalientes, ha generado efectos adversos no sólo en cuanto al posicionamiento de todas las candidaturas se refiere, sino también en la nula permeabilidad en el ánimo colectivo del electorado, en el que prevalece una marcada indolencia cuya primera causa apunta, -además de la reiterada convocatoria para elegir representación y gobierno en sus tres niveles, mediante los procesos electorales del 2015-2016 gobernador, diputados locales y ayuntamientos; 2017-2018 Ejecutivo Federal, Congreso de la Unión y diputados locales, y la actual 2018-2019 ayuntamientos- en la enorme distracción que representa nuestro anual festejo abrileño. La anterior reflexión ilustra con meridiana claridad que los aguascalentenses no sólo hemos estado inmersos durante cuatro años en los asuntos electorales, que de suyo resultan harto abrumadores por no decir que tediosos, es decir, que tenemos que soportar algo que no nos interesa, pero también el espíritu lúdico que se desborda año con año con las fiestas de abril como tradicionalmente les decimos.

 

Astucia y fortuna

Un ingrediente más que incidirá en tan manifiesta apatía, son las disputas internas de algunos de los partidos políticos surgidas por la encarnizada nominación de sus candidaturas; disputas de las que sobresalen la de Acción Nacional y Morena, lo de los otros es pecata minuta.

El primero de estos institutos políticos dio muestras de la inmadurez política de sus integrantes, esto es, desde el panista más encumbrado en la entidad, don Martín Orozco Sandoval, hasta el último integrante de su aristocrático listado de sesudos militantes. Finalmente quien se alzó con la candidatura fue la alcaldesa con licencia Tere Jiménez, venciendo al mismo gobernador y sus aliados, con un viejo truco muy utilizado por la vieja clase política del priísmo, al dejar fuera de acción con precisión aritmética a los delegados del lado contrario, que le permitieron lograr la mayoría de los suyos y salir victoriosa. Tere mostró un gran colmillo en esto de la real politik, lo que me hizo recordar los sabios consejos del ilustre maestro florentino Nicolás Maquiavelo.

 

No me ayudes compadre

¿Lo de Morena? Una muestra más de las mañas del viejo priísmo, al imponer desde allá, sí, en la ciudad de México, que es donde se toman las decisiones, y que para el caso de Aguascalientes fue en el Senado de la República (léase Ricardo Monreal y asociados), quien impuso al candidato a la presidencia municipal de nuestra ciudad capital, desatando una ola de impugnaciones ante los tribunales electorales por una militancia estatal, inconforme por las arbitrarias imposiciones. ¿Qué se podía espera de los cuadros relevantes de Morena, cuando su ADN está formado de cromosomas priístas? Sí, una caterva de renegados, desleales, desertores y pillos de siete suelas, porque en su momento no fueron atendidas sus aspiraciones o caprichos políticos, remember AMLO, Monreal y un largo etcétera.

Esta vieja clase política que bien podemos denominar como neoprimorenista, es y será in sæcula sæculorum, la misma gata, sólo que ahora más revolcada. Dicen: que aunque la mona se vista de seda, mona se queda, o bien, que las veredas quitarán, pero las mañas cuándo.

 

Perdidos en la ignorancia

Otro factor que ha contribuido a esta preocupante indiferencia participativa de los aguascalentenses en este proceso electoral es, sin duda alguna, el analfabetismo político de las y los candidatos para ofrecer al electorado acciones de gobierno, ya no digamos reales, sino al menos verosímiles. Lo ideal sería que sus promesas, en el mediano plazo, diesen resultados tangibles sobre la problemática social, política y económica que nos agobia tanto en lo local, como nacionalmente.

 

Resbalón en el IEE

Y finalmente hay que incluir la vacilación de quien representa al Instituto Estatal Electoral, por su perceptible despropósito y la improvisación de acciones ayunas de auténtico oficio político. Para muestra basta con un botón: Según lo ha documentado la prensa local el señor Landeros, en uso de sus facultades legales y neuronales, promovió la participación de los diversos candidatos al ayuntamiento del municipio de Aguascalientes, a un debate para que los ciudadanos pudiésemos conocer y valorar los alcances de sus ideas con las que pretenden atraer nuestro voto. Este evento que por ley debería ser organizado por el OPLE, no pudo ser aterrizado por fallas de origen “satelital” o del CPU de la aludida autoridad. Y no sólo eso, sino que en un pretendido afán de atraer los reflectores y mostrarse como un eficiente y capaz operador político, el presidente del OPLE, sacó de su delirante mente la genial idea de poner a consideración de la candidata de Acción Nacional Teresa Jiménez, si aceptaba como moderadora del debate de marras, a la conductora de un noticiero en la radio local, la C. Rocío Gutiérrez. La respuesta no podría ser otra que un no, pues es por todos sabido el antagonismo entre ambas varonas. ¿Qué motivó al presidente del OPLE, a poner a consideración de la candidata del PAN, a esta comunicóloga, y por qué nada más a ella? No creo que lo haya hecho por ser esta candidata la mejor posicionada de la contienda. ¡No! Seguramente jamás cruzó por su mente esta desinteresada idea.

Pero todo tropiezo trae consecuencias, y este desliz no podía ser la excepción que confirmase la regla, en virtud de su propia naturaleza. Al vetar a la moderadora propuesta inicialmente, el presidente cuyas iniciales son Fernando Landeros, se vio forzado a buscar a un nuevo moderador o moderadora, de suerte tal que se le corrió la invitación a otro destacado comunicólogo, me refiero a Alberto Romero quien en solidaridad con su compañera del gremio se negó, y lo mismo ocurrió con Joaquín Martínez.

Al momento de escribir estas desordenadas líneas, el debate está a unas horas de concretarse, sólo que organizado por la clase empresarial, no por el IEE. ¡Pácatelas señor Landeros! Se vale sobar. Pero sólo es un resbalón más. Nada que no sepamos de los repetidos desaciertos que privan en el feudo del señor Landeros ¡Faltaba más! En suma, todo este galimatías político y electoral ha permeado de tal manera en el electorado que, sin duda alguna abona en gran medida al evidente desinterés en este atípico proceso electoral.

No me ayudes compadre…

…Y como si todo esto fuese poca cosa, hay que agregar la barbaridad ten bárbara del Senador Moreno, Ricardo Monreal, quien hace unas semanas visitó nuestra ciudad para brindar apoyo e intentar impulsar la campaña del aspirante de MORENA a la presidencia municipal de Agüitas, Arturo Ávila, el candidato impuesto por Monreal y su ex-colaborador y ex-gobernador Carlos Lozano de la Torre. Aguascalientes es un bastión ultraconservador, como lo es también Guanajuato.

En ambos estados difícilmente se podría dar un vuelco en las urnas, -no lo pudo ganar AMLO- ahora pretenden, la dupla Monrealozano, impulsar a su muchacho, bajo la trasnochada idea de querer intercambiar promesas de más presupuesto para Agüitas por votos para su candidato. Es decir, cambiar espejitos por sufragios. Las denuncias formales y legales caminan y la moneda está en el aire. ¿Remember Carlos Lozano el distrito electoral federal 1?

Sin duda alguna este surrealista cocktail, causará efectos desastrosos en la conciencia colectiva de nuestro electorado, alejándolo de las urnas el domingo 2 de junio.