Elección del 2018 será la más compleja del país: INE

Elección del 2018 será la más compleja del país: INE

Francisco Espinosa

Aguascalientes, Ags.- Lorenzo Córdova Vianello, Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), declaró que el proceso electoral de 2018, con más de 3900 puestos de elección popular en juego –incluido el de Presidente del país-, “será la más compleja en la historia electoral del país (…) nunca antes en la historia democrática de México se había enfrentado a un desafío como el que vamos a tener en un par de años”.

Indicó que a la par de la contienda federal, el número de elecciones concurrentes que se realizarán ese año alcanzan 29 procesos. “Es decir, 29 estados estarán yendo a las urnas para renovar sus poderes locales junto a la renovación de los federales”. Manifestó en cuanto se ponga punto final al proceso del 5 de junio, el desafío arrancará para tratar de llevar a buen puerto el complejo proceso de 2018.

Dicha complejidad, apuntó, “se basa en un sinnúmero de desafíos de múltiple índole que tendremos que ir sorteando”. La renovación de mandato presidencial, así como el resto de procesos, “implicará la movilización más grande de ciudadanos en la historia del país para que unas elecciones se lleven acabo (…) siendo inédito el número de personas que participarán como funcionarios de casilla y por lo tanto debemos de ir enfrentando el panorama de manera integral, en un paisaje complejo del país en todos los aspectos”.

Por esto, resaltó la función de las autoridades electorales, en momentos de incremento del descontento a la credibilidad de las instituciones democráticas. Por lo pronto, dijo, “lo que nos toca ahora es convocar a la participación ciudadana y demostrar que existen condiciones para que se ejerza el voto libre”. Después, si, “habrá que hacer una revisión sobre el futuro político porque evidentemente el trabajo de las autoridades electorales depende en gran medida de la confianza que pueda tener la gente en ellas”, sentenciando que a nadie le conviene un sistema de partidos políticos débil porque implica tener una democracia débil.