El precio de ser de Primera División

El precio de ser de Primera División

Claudio Bañuelos

Aguascalientes, Ags.- El pasado sábado Necaxa salvó mucho más que tres puntos al derrotar a Veracruz en el Puerto, además de garantizar por al menos un año la permanencia en la Primera División Nacional aseguró contar con muchos millones de pesos en patrocinios.

Para quien no entienda las diferencias de jugar en la llamada Liga MX y el estar en la Liga de Ascenso que en realidad es la 2a División de nuestro futbol, aquí les vamos a detallar algo al respecto.

De mayo de 2015 a abril del 2016 los Rayos de Necaxa contaban en su playera como principal patrocinador a la Salsa Búfalo, una fuente cercana a la directiva reveló a El Clarinete que esta empresa pagó al equipo encabezado por Ernesto Tinajero una cantidad del orden de los 4 millones de pesos por un año.

Este pago incluyo el nombre de su marca atrás de las porterías del estadio Victoria, publicidad exterior del mismo inmueble y 10 lugares en zona VIP de la sede de local de los juegos de Necaxa, así como su marca ubicada en la parte superior de la espalda de la playera necaxista.

Por su parte la empresa local de auto partes Rolcar pagó por estar en los bordes del cuello de la playera  1.5 millones de pesos así como tener su nombre en la parte baja de la espalda de la camiseta de los Rayos.

Sobre el otro patrocinador Mercedes Benz el pago osciló sobre los 2 millones de pesos por estar a la altura del pectoral derecho del jersey rojiblanco, sin presencia en la parte posterior del mismo.

A partir de mayo del 2016 cuando los Rayos de Necaxa lograron el ascenso a la máxima división del balompié nacional, la alegría fue enorme para su afición, pero aún mayor para la directiva.

El precio por ser el principal patrocinador de los Rayos en la parte central del frente de su playera paso de los 4 hasta los 16 millones de pesos, cantidad que salsa Búfalo declinó pagar y su lugar fue cedido a una naciente marca de vino tinto con sede en Delicias, Chihuahua conocida como Cavall que se animó a cubrir esa cifra.

Para los otros tres patrocinadores (Coca Cola, Rolcar y Mercedes) del frente de la piel necaxista el precio creció hasta los 11 millones de pesos, incluyendo lo arriba citado, publicidad en el interior y exterior de estadio, así como visitas para los empleados e hijos de ellos a la Casa Club de Necaxa para convivir con los jugadores, además de que contemplar sesiones de fotos, regalos como playeras y balones autografiados.

La misma fuente adelantó que es bastante probable que para el siguiente año futbolístico que inicia en junio próximo habrá cambio de patrocinador principal a raíz de que Cavall ha sufrido con la puntualidad en sus pagos y todo parece indicar que Rolcar sustituya a esta marca.

Con seguridad las cantidades que se pagaron este año se van a incrementar aunque actualmente Necaxa y sus patrocinadores negocian el porcentaje.

Esta es una diferencia de peso de estar o no en la principal liga de futbol de nuestro país, amén de que el costo de las entradas al Estadio Victoria para este año que está por concluir la directiva Necaxista los incrementó en ocasiones hasta en un 300 por ciento dependiendo el rival del cuadro hasta hoy dirigido por Alfonso Sosa en relación a lo que cobraba por jugar en la también conocida como Liga de Plata.

No se cita tampoco el tema de los derechos de transmisión de radio y televisión, así como el asunto de los esquilmos y otras cuestiones de comercialización.

Obviamente estos ingresos permitieron la contratación de figuras como Marcelo Barovero y de Edson Puch, jugadores claves para mantenerse en la categoría.