Regidor bajo la lupa

Regidor bajo la lupa

El Música

Aguascalientes, Ags.- Quien ya aprendió que no hay nada mejor que vivir de la nómina presupuestal que cualquier otra cosa, es el regidor panista, Salvador Maximiliano Ramírez Hernández.

Este joven edil salió bueno como pocos para hacerse rico en muy, pero muy poco tiempo.

Nos enteramos que Max para los cuates ya adquirió un predio de buen tamaño en la privilegiada y cara zona conocida como Edén Los Sabinos y aunque sigue viviendo en el oriente de esta capital, ya les avisó a sus conocidos y amigos

Si bien los emolumentos que perciben por diversas variantes los regidores de esta capital son considerables, algo así como 150 mil pesos al mes y en algunos casos más, Max compro su nueva propiedad hace ya más de cuatro meses, es decir cuando apenas tenía 5 meses de su nuevo trabajo.

Los antecedentes de este nuevo rico y funcionario público son más o menos por ahí del 2005 cuando pertenecía al grupo del entonces regidor panista, Octavio Osuna y luego al año siguiente se fue con el oportunista, Jaime del Conde.

Ahí Max dio sus primeras muestras de que en muy poco tiempo podría reflejar sus dotes de hacer cantidades de dinero difíciles de comprobar su ingreso, pero si fácilmente su egreso.

En esos entonces el ahora regidor, tenía un modesto automóvil Chevy, cuando apoyaba en la precampaña interna de Acción Nacional a la presidencia de la República, del malogrado, Santiago Creel que aquí encabezaba su jefe de esos tiempos, Jaime del Conde, y cuando acabó el sueño, es decir la etapa en la que finalmente Creel Miranda no fue elegido, sino como ya sabemos, Felipe Calderón, el actual edil cambió su vehículo por un Jetta generación 4, un gran salto.

Eso no paso desapercibido para su patrón y lo se deshizo de él, hablando de grupos políticos por lo que paso a formar parte de las filas de un consumado político millonario, es decir Arturo González.

Luego en el trienio pasado se convirtió en Delegado Municipal en el fraccionamiento Morelos.

11 años después la Diosa fortuna le sonríe favorablemente y aprovechando su cargo, el cual es ser presidente de la Comisión Permanente de Planeación Urbana y Rural del H. Cabildo de Aguascalientes ha sabido sacar raja, para vestirse a la última moda y comer en restaurantes pomposos, tener una camioneta de lujo además de viajar a donde desee y otras cuestiones de la vida disipada, que igual no tiene nada de malo, lo cuestionable son los modos de “hacer“ política.

Sin embargo, sus formas no han pasado desapercibidas para sus superiores quienes ya lo tienen bajo la mira, luego de que pasó de la raya cuando unos empresarios de una cadena internacional de hoteles vinieron hace unos meses a buscar instalarse aquí.

Con la visión empresarial que lo distingue, Max Ramírez se adelantó y acudió a “platicar“ con esos inversionistas a quienes les pidió digamos por llamarle así una jugosa “comisión“ (vulgo moche) para acelerar los trámites de los permisos donde hace unas semanas ya colocaron la primera piedra de lo que será una nueva sede de la cotizada marca hotelera.

Así se las gasta este rico nuevo de la política local que como se mencionó ya esta bajo la lupa.