Doctor indio busca mecanismo para revivir a los pacientes muertos

Doctor indio busca mecanismo para revivir a los pacientes muertos

Cultura Colectiva

India.- ¿Qué se necesita para ser declarado oficialmente muerto? En la mayoría de los países la persona tendría que experimentar la pérdida completa e irreversible de su función cerebral, también llamada “muerte clínica”.

Cuando alguien muere, las personas cercanas experimentan una serie de duelos que siempre tardan meses o incluso años para poder superarse.

En la India el doctor Himanshu Bansal ha provocado gran expectación con su propuesta de revivir a los muertos, lo que dejaría atrás el miedo del ser humano por vivir limitadamente.

El experimento es fácil de entender pues basándose en la capacidad que tienen reptiles y anfibios para regenerar tejido neurológico, Himanshu Basnal busca que los humanos también podamos recuperar la conciencia y salir de una muerte cerebral.

Una de las especies que ha ayudado a entender este tipo de regeneración son las salamandras, pues estas regeneran constantemente su cerebro, su corazón y su médula. Por la parte humana, la regeneración del sistema nervioso humano es mínima, lo que apuntaba a que la muerte cerebral pareciera irreversible.

Himanshu asegura tener esperanzas: aunque es complicado o casi imposible lo que busca, lo cierto es que tras la muerte cerebral se sabe que aún existe actividad eléctrica en el cerebro. A pesar de la muerte, en el cuerpo la sangre aún circula, hay digestión, se puede alcanzar la madurez sexual y hasta gestar y parir un niño.

El proyecto del doctor Bansal y su equipo de biotecnólogos aspira a resucitar partes del sistema nervioso central y abre la puerta a la recuperación de pacientes muertos con ciertas características.

Su objetivo es demostrar que la muerte cerebral humana puede revertirse mediante estímulos eléctricos, estímulos láser e inyecciones de células madre y de aminoácidos en la la médula superior, la encargada de dirigir nuestra respiración y nuestros latidos.

Por el momento, el médico ha probado su teoría en dos pacientes con relativo éxito. Su estado de conciencia tras la prueba es mínimo pero confían en que la recuperación es posible.