Dio a luz a gemelos en un baño, los mató y escondió en un oso de peluche

Dio a luz a gemelos en un baño, los mató y escondió en un oso de peluche

Publimetro
Suiza.-Con siete meses de embarazo, las contracciones llegaron a Jelica, de 20 años en sus entonces. Esta mujer suiza declaró no estar preparada para tener a los bebés, además de que estaba confundida porque su novio le pedía que abortara.
El desenlace de la confusión fue terrible. Jelica se encontraba sola en su casa, que compartía con su madre. Ahí, con contracciones, decidió ir tomar una computadora y dirigirse al baño. Esto para seguir las instrucciones de internet y canales de YouTube para manejar ella misma el parto.
Escogió la tina como escenario del hospital, y contra todo pronóstico dio a luz al primero de los gemelos. Inmediatamente se dirigió al sótano del hogar. Ahí tomó al recién nacido y lo golpeó contra la pared y el suelo hasta matarlo.
Oso de peluche
Luego de la golpiza y arrojarlo al suelo, y según medios suecos, habría tomado su cuerpo para envolverlo en una camiseta de “Mickey Mouse”. Esto para posteriormente ocultarlo. El lugar escogido fue un oso de peluche, que abrió para que el bebé encajara dentro.
30 horas después y cuando parecía que nada la descubriría, se enteró de que tenía gemelos. Volvieron las contracciones y la joven volvió a la tina. Ahí con los mismo pasos que al anterior, dio a luz al segundo hermano. Este por la cantidad de horas pasadas y el turbio proceso de parto, nació muerto.
Este también fue ocultado, pero envuelto en toallas y dentro de una canasta de lavandería.
Todo parecía estar “saliendo bien”, pero su cuerpo le jugó una mala pasada. Naturalmente luego del parto de dos bebés su cuerpo sucumbió.
Además, por las condiciones poco higiénicas y si el cuidado médico su salud se empeoró. Así Jelica fue encontrada por su madre en su tina con una hemorragia. Ella llamó a la policía suiza, que se encontró con la sangrienta escena.
Sentencia
La mujer fue internada y cuando la dieron de alta finalmente confesó el paradero de los dos cuerpos. Esto luego de interrogatorios, donde lo negaba todo. La fiscalía determinó que los hechos, ocurridos en 2015, fueron provocador por la mujer. Así el viernes pasado se dictó la sentencia.
A pesar de lo cruel del delito, la madre de los gemelos sólo fue condenada a un año de cárcel. Además de 22 meses de libertad condicional.
¿Por qué tan baja la pena de cárcel?
Muy por el contrario a la petición inicial de ocho años de cárcel, la pena de un año fue bajísima. Esto por su condición psiquiátrica especial, según consignaron los expertos durante el fallo.
El diagnóstico fue “trastorno de adaptación con una reacción depresiva prolongada”. El juez dictó que la culpa del delito “era muy alta hablando objetivamente”, pero “subjetivamente era una situación de emergencia”.
Por ello fue hallada culpable de asesinato deliberado en el caso del primer bebé. Por el segundo la causal de sentencia fue “negligencia”.
La versión de Jelica
Contrario a la reconstrucción policial, Jelica dijo durante el juicio que no sabía lo que hacía. “Hoy no recuerdo cómo lo hice. Sólo recuerdo haber estado tumbada en la bañera y buscar en internet qué hacer”, declaró.
En cuanto al enfermizo escondite que escogió para el primer bebé, la mujer se desentendió. “Lo puse allí. No sé qué pasó en mi cabeza“, señaló.