Crimen puso a gobernador de Tamaulipas, dice informe

Crimen puso a gobernador de Tamaulipas, dice informe

El Universal

Ciudad de México.-En Tamaulipas no se ha llegado a tener un estado fallido, pero desde hace tres sexenios ha imperado la ley del crimen organizado, en un marco en el que grupos como Panteras, Metros, Ciclones, Zetas Vieja Escuela y el Cártel del Noreste se confrontan desde 2010 por la lucha de plazas.
La batalla que han mantenido entre 2015 y 2018 ha dejado a su paso 3 mil 768 asesinatos en la entidad, siendo el año pasado el que más víctimas acumuló, con mil 100, según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública.
De acuerdo con un informe del gobierno federal al que tuvo acceso EL UNIVERSAL, “en Tamaulipas, si bien no hay un estado fallido, desde tres sexenios atrás ha habido gobernadores coludidos con el crimen organizado. De ahí que ahora impera su ley, el narco sigue de pie porque [Tamaulipas] es la segunda frontera más importante del país y ahí hay dos grupos que se disputan el poder, ya que incluso el Cártel del Golfo decidió al sucesor de Tomás Yarrington, Eugenio Hernández”.
El documento precisa que el gabinete de seguridad de Enrique Peña Nieto no logró capturar a 27 personas identificadas como los principales generadores de violencia en los 43 municipios que integran el estado de Tamaulipas. Estos líderes operan para diversas células criminales: Panteras, Metros, Ciclones, Zetas Vieja Escuela y el Cártel del Noreste, escisiones de los cárteles del Golfo y de Los Zetas, confrontados desde 2010.
Panteras
Fundado por Víctor Manuel Pérez Rico, Pantera 16, detenido en 2018 por la Policía Federal, Panteras, una de las tres facciones en las que se dividió el Cártel del Golfo, controla los municipios de Soto la Marina, Aldama, Abasolo y González, considerados puntos importantes para el narcomenudeo e ingreso de drogas sintéticas provenientes de Centroamérica.
Su estructura actual está conformada por Hugo Alberto Orduña Barrientos, Comandante Pájaro; José María Durán Chávez, Chema Durán, y Pablo Misael Ramos, Pantera 24, quienes mantienen una disputa con sus rivales Los Rojos y Los Zetas Vieja Escuela por las rutas de la costa para el trasiego de drogas.
Ciclones
El informe refiere que tras la caída de Ángel Eduardo Rodríguez, Ciclón 7, en octubre de 2015, Alfredo Cárdenas Martínez, Conta Alfredo —sobrino del capo Osiel Cárdenas Guillén— mantiene el liderazgo de Ciclones, escisión del Golfo, mismo que se mantiene confrontado con Metros para ganar la plaza de Reynosa.
Ciclones, de Cárdenas Martínez —detenido en dos ocasiones por las Fuerzas Armadas, aunque en ninguna se le pudieron fincar cargos—, opera en Ciudad Victoria, Matamoros, Valle Hermoso, Río Bravo, Nuevo Progreso y San Fernando, con su brazo armado Escorpiones —creado por Antonio Cárdenas Tony Tormenta, abatido por fuerzas federales— y en alianza con Los Zetas Vieja Escuela, lo que incrementó los enfrentamientos armados entre células delictivas.
Sergio Ortegón Silva, Comandante Cortez o C-1, jefe de plaza en Matamoros; Heriberto Bazán Rodríguez, jefe de plaza en Ciudad Victoria; Comandante Caballero, jefe de plaza en Valle Hermoso; Carlos Osvaldo González Escobar, Carlitos Whiskies, jefe de plaza en Nuevo Progreso; Omar González Villegas, El Borracho, encargado del traslado de drogas; Dinorah Roxana Pinto Ponce, La Güera Patera, encargada del traslado de migrantes, son los principales colaboradores del sobrino de Osiel Cárdenas Guillén, en Los Ciclones.
Metros
Otra facción del Cártel del Golfo, Metros, tiene como su principal centro de operación e influencia Reynosa y los municipios de Mainero, Villagrán, Hidalgo, Camargo, Miguel Alemán y Gustavo Díaz Ordaz.
Las disputas internas fracturaron a este grupo en dos: Metros Reynosa y Metros Miguel Alemán, razón por la cual se suscitaron una serie de enfrentamientos por el dominio del tráfico de drogas en la frontera norte.
Un sujeto identificado como El Miguelito y Bartolo Rodarte Castillo, Primito, son ahora los principales líderes de Metros Reynosa y Metros Miguel Alemán, respectivamente.
Primito es visto como el artífice de la guerra entre células del Cártel del Golfo que alguna vez fueron aliadas; mantiene alianzas con la facción de Miguel Ángel Álvarez Campos, Metro-54, quien ocupó el lugar del detenido Luis Alberto Flores Blanco, El Pelochas o M-28.
Estos reacomodos alcanzaron mil homicidios en 2017, según el informe de seguridad.
Zetas Vieja Escuela
Después de la captura de Omar Treviño Morales, Z-42, en Nuevo León, el cártel de Los Zetas se dividió en dos grupos: Zetas Vieja Escuela o Vieja Guardia y Cártel del Noreste, de los hermanos Treviño Morales, lo que generó pugnas en varios estados del país, principalmente en Tamaulipas.
Los Zetas Vieja Escuela quedaron al mando de José María Guízar Valencia, Z-43, quien nombró a su vez a Rogelio González Pinzana, Kelin, como jefe de plaza en Tamaulipas, este último reforzó a la organización criminal con células del Cártel del Golfo.
Según el documento, Kelin fue ejecutado por la facción Ciclones y actualmente Los Zetas Vieja Escuela están a cargo de Antonio Salas Perea, Chihuas, y tienen presencia en los municipios de Nuevo Morelos, Antiguo Morelos, Mante, Ocampo, Tula, Bustamante, Miquihuana, Palmillas, Jaumave, Llera, Gómez Farías, Xicoténcatl, Casas, Güemes, Padilla, San Carlos, San Nicolás, Jiménez, Burgos, Méndez, San Fernando, Cruillas.
Cártel del Noreste
Dirigido por Juan Gerardo Treviño Chávez, El Huevo Treviño, el Cártel del Noreste es la organización delictiva más violenta en la entidad y se detecta su presencia en Nuevo Laredo, Nueva Ciudad Guerrero y Ciudad Mier.