Conoce una técnica japonesa efectiva para ahorrar

Conoce una técnica japonesa efectiva para ahorrar

BBC News

Japón.- Ahorrar dinero es una disciplina muy poco dominada en México. Nos decimos que no ganamos suficiente para poder ahorrar, pero eso no evita que gastemos en productos y servicios frívolos: una tarde en el cine, una noche en el bar o un fin de semana de fiesta. No pensamos en el largo plazo y eso tiene consecuencias.

Los japoneses, en cambio, tienden ahorrar hasta el 25% de sus ingresos, lo cual no sería posible sin un poco de ayuda. Entra el ‘kakebo’, una técnica que fue inventada a inicios del siglo XX y que se ha popularizado en buena parte del mundo.

El ‘kakebo’ fue creado por una periodista de nombre Hani Motoko, con el fin de ayudar a las mujeres amas de casa a llevar el control de las finanzas del hogar.

“Aunque Japón es una cultura tradicional en muchos aspectos, el kakebo fue una herramienta liberadora para las mujeres, porque les daba el control sobre las decisiones financieras”, explica Fumiko Chiba, autora de Kakeibo: El arte japonés de ahorrar dinero.

¿Cómo funciona?

El ‘kakebo’ es como una agenda que obtienes a inicios de año, solo que no apuntas tus citas o compromisos, sino que tomas nota de tus gastos y tus ingresos. Así de simple.

Primero anota en tu libreta tus ingresos mensuales.

Aparte, divide tus gastos en tres categorías: Indispensables (como tu renta o tu servicio de luz), los gastos de ocio (digamos, aquel café capuchino o ese videojuego), y los gastos extra (por ejemplo, aquellos imprevistos como los derivados de una llanta ponchada o una visita al dentista).

Al final del mes, haces tu balance, y si el resultado es positivo, este número refleja tu capacidad de ahorro. Pero eso no es todo, ya que debes realizar una “auto-evaluación”.

Entonces te haces las siguientes preguntas:

  • ¿Cuánto dinero has conseguido ahorrar?
  • ¿Cuánto dinero te hubiese gustado ahorrar?
  • ¿Cuánto dinero estás gastando en realidad?
  • ¿Qué cambiarías el mes que viene para mejorar?

Esta última pregunta es muy importante, ya que te ayuda a reflexionar sobre aquellos ‘gastos hormiga’ y prescindibles que podrías eliminar sin mucho sacrificio.

Parecería que una libreta con categorías y dibujitos sale sobrando cuando tu aplicación de banca móvil te puede mostrar en un par de clicks qué tanto has gastado en el mes. Pero es fácil perder de vista que el proceso en sí es parte de forjar una disciplina y generar conciencia sobre nuestro flujo de efectivo.

Si sigues este método, no te sorprendas si alcanzas a ahorrar hasta el 35% de tus ingresos.