Checa cómo evitar el mal del puerco

Checa cómo evitar el mal del puerco

Redacción

 

¿Sabías que la sensación de sentirnos cansados después de comer, depende de qué, cuándo y cuánto comimos? Estas son algunas razones y soluciones al mal del puerco.

De acuerdo con la especialista en nutrición clínica, Hania González, las razones por las que nos sentimos con “el mal del puerco” son: 

  • Comer calorías o carbohidratos en exceso, ya que investigadores han encontrado que las personas que ingieren alimentos de esas características se sientes aletargadas, generan excesos de producción de insulina y les provoca un bajón de niveles de glucosa en la sangre.
  • El momento u hora en la que comes, ya que según la Fundación Americana del Sueño (National Foundation of Sleep) detectó que las personas tienen un bajón de energía a las 2 de la mañana y otro a las 2 de la tarde. Por ello, la hora en la que consumes tus alimentos también puede tener un efecto en tu desempeño diario.

Si quieres evitar el famoso “mal del puerco”, debes: 

  • Comer poco y con menor frecuencia. Busca evitar las comidas abundantes y distribuyelas en menores cantidades. Además, considera ingerir colaciones (fruta o un puñado de almendras) cada dos o tres horas para mantener tus niveles de energía.
  • Duerme lo suficiente. Así serás menos propenso a tener un bajón de energía después de comer.
  • Consume bebidas con moderada cafeína. La FDA (Food and Drug Administration, por sus siglas en inglés), recomienda un máximo de 400 miligramos de café al día, o lo que equivale, a dos o tres tazas de café. Está comprobado que un consumo moderado de cafeína puede ayudar con la pérdida de peso, mejorar la función cognitiva y el estado de alerta.
  • Hacer un poco de ejercicio, en especial después de comer. Salir a dar una vuelta a la manzana es suficiente.

Con información de Cultura Colectiva.